LIPOSUCCIÓN

Denominamos liposucción al proceso de extracción de grasa localizada mediante una cánula conectada a un sistema de vacío (aspirador).

¿CUÁL ES EL FUNDAMENTO DE UNA LIPOSUCCIÓN?

En la década de los 70 se empezó a descubrir que, aunque macroscópicamente igual, existía un tipo de grasa que el organismo utilizaba en la vida cotidiana almacenando energía y extrayendo grasa de él cuando hacía falta, que se denominó “GRASA METABÓLICAMENTE ACTIVA “  y otro tipo de grasa que parecía no responder a las hormonas que normalmente la movilizan. Esta grasa se denominó de “NO RESPUESTA METABÓLICA”. Nadie tenía muy claro para qué servía ni qué papel jugaba en el organismo.

Un desgraciado suceso ayudó a discernir qué papel juegan estas grasas.

Durante una masiva huelga de hambre de un grupo de presos en Irlanda e Inglaterra, se estudió a los reclusos para ver en qué orden iban usando los recursos energéticos del organismo.

La conclusión fue que el organismo va “quemando” materiales para producir energía de lo menos, a lo más valioso, una secuencia sería:

  • Cuando comenzamos el ayuno usamos el glucógeno que tenemos almacenado, primero en el hígado y luego el muscular.
  • Posteriormente el organismo pasa a usar las reservas de grasa metabólicamente activa, localizada en la capa superior de la fascia de escarpa, que es una fascia que recubre todo el organismo.
  • Una vez esta materia prima se agota, comenzamos a usar la proteína muscular, muy abundante pero ya de menor rendimiento energético.
  • Posteriormente a esto, comenzaremos a usar la proteína visceral y las grasas y fosfolípidos de los nervios periféricos.
  • Cuando estos se agotan, estamos ya en una fase crítica, cercana al no retorno, en el que el organismo, en un intento desesperado de supervivencia, usará la proteína de órganos vitales, como la proteína miocárdica, y los fosfolípidos de las vainas del cerebro. Es justo en ese momento cuando el organismo empieza a movilizar esta grasa denominada no activa metabólicamente.

¿Qué sentido tiene esto? Parece raro que un organismo tan bien diseñado como el nuestro cometa esta torpeza, la de no usar primero este material. Para explicarnos este fenómeno tendríamos que entender que se trata de una herencia evolutiva de cuando éramos hombres de las cavernas.

Durante esa época no existía ni la ganadería ni la agricultura, los seres humanos dependíamos de la caza de animales salvajes para sobrevivir, y estos se desplazaban en movimientos migratorios que causaban que, probablemente, en medio año no hubiera un triste mamut que echarse a la boca.

Los humanos, que por mutaciones al azar, desarrollaron estos depósitos de grasa profundos que solo gastaban en el ultimísimo momento, fueron los únicos que consiguieron sobrevivir a este periodo y nos dejaron esos genes en herencia.

Pues vaya herencia, me dicen algunos de nuestros pacientes jóvenes cuando les explicamos porque tienen cartucheras…

Lo cierto es que no hay dieta humana que sirva para eliminar estos depósitos profundos, que no van a responder metabólicamente a los estímulos del organismo para gastarlos.

Estos depósitos tienen distribuciones distintas en el hombre y la mujer.

  • En las mujeres: cartucheras, cara interna de muslos, rodillas…
  • En el hombre : abdomen, flancos, cuello…

zonas de acumulación de grasa en hombres y mujeres

Fue por ello que la liposucción fue tan exitosa en cuanto apareció, porque es el único tratamiento válido para una patología concreta.

Se podría pensar que la liposucción ha nacido como un tratamiento para los “vagos”, nada más lejos, la lipodistrofia, que es lo que se trata con una liposucción, tiene una posibilidad de que el paciente los elimine realizando una simple dieta de cero.

No hay que confundir la lipodistrofia (que son esos depósitos profundos), de la obesidad.  En la obesidad el compartimento que se hipertrofia es el superficial, y esta grasa con dieta desaparecerá.

PACIENTES QUE SE BENEFICIARÁN CON UNA LIPOSUCCION 

  • Pacientes que presentan un depósito verdadero de grasa profunda.
  • Pacientes que tengan un grado de elasticidad de la piel conservado. Hay que tener en cuenta que en los procesos en los que se pierde volumen, la piel va aumentar de flacidez. En la liposucción, ese fenómeno se compensa bastante bien debido a la fibrosis que genera el proceso de aspiración con cánula fina, pero este fenómeno tiene un límite. Si sobrepasamos el volumen generaremos una flacidez que nuestro paciente no va a entender bien.
  • Pacientes sin sobrepeso exagerado, recuerda que la liposucción es para tratar depósitos localizados, no se debe usar para tratar la obesidad.
  • Pacientes con expectativas realistas que entienden que debemos tener curvas y salientes y que diferencian los depósitos localizados de lo que constituye el sobrepeso, que te trataremos de otra forma.
  • Pacientes con buen estado de salud.

¿EN QUE PACIENTES DESACONSEJAMOS UNA LIPOSUCCION? 

  • Pacientes con flacidez debido a la edad o los partos en la zona abdominal. En estos pacientes la liposucción retirará el exceso de volumen a costa de una flacidez inaceptable, o poco deseable.
  • Pacientes obesos. Hay que adelgazar previamente y luego ya eliminaremos los depósitos que sobren, aunque hay una excepción, que la constituye el paciente que por baja autoestima no alcanza a ver el estímulo para comenzar la dieta. En estos pacientes una liposucción para una mejora rápida suele ser el pistoletazo de salida a una dieta rigurosa y efectiva.
  • Pacientes con expectativas no reales.
  • Vagos verdaderos; denominamos así a aquellos pacientes que acuden al quirófano para ahorrarse el mínimo esfuerzo que implica una dieta.
  • Pacientes con enfermedad o pacientes con alguna contraindicación para una cirugía, que sin ser riesgosa, no deja de ser importante.

LA PRIMERA VISITA CON EL CIRUJANO.

Durante esta visita vamos a valorar una serie de puntos que decidirán en gran medida el plan quirúrgico a seguir.

  • En primer lugar los objetivos quirúrgicos.
  • Los antecedentes personales del paciente, tales como las alergias a medicamentos, el consumo crónico de alguno de ellos, etc.
  • La cirugías previas.
Dialogo paciente cirujano para acordar los objetivos y precio liposucción-lipooescultura

Comunicar al cirujano los objetivos de la liposucción

Una vez determinados estos parámetros comunes, valoraremos el estado de salud, el estado de la zona que vamos a liposuccionar y la repercusión en las zonas vecinas, en este caso la región ocular, que es de máxima importancia en nuestra vida. Discutiremos con el paciente la existencia de los tratamientos que se podrían adecuar  a su caso y le realizaremos una recomendación del tipo de liposucción que consideramos mas adecuado, en nuestras manos solo dos: la tumescente asociada a cánula muy fina, o la liposucción láser.

Tomaremos fotografías y se las mostraremos al paciente para que vea en su propio cuerpo las particularidades, si las hubiera, de su tratamiento y enseñaremos fotografías de casos que le pudieran resultar ilustrativos debido a su parecido.

Ecografia para la liposuccion

Ecografía de la zona que vamos a liposuccionar

En esta fase es imprescindible que exista una adecuada colaboración del paciente. Gran parte del éxito depende de que se haya establecido una adecuada comunicación y por lo tanto hayamos entendido y nos hayan trasmitido sus miedos, ilusiones y objetivos en el procedimiento quirúrgico que van a realizarse.

Es muy importante entender todos los pasos del proceso,  en especial aquellos que afectan a las complicaciones y a los efectos secundarios, conocer cuáles son, cuándo nos pueden aparecer y lo que es más importante, qué medidas habrá que tomar en el caso de que apareciesen.

Lo que diferencia a un buen equipo quirúrgico de uno malo, no es lo que hacen cuando las cosas son fáciles y salen bien, si no lo que sabe hacer cuando las cosas no salen exactamente como lo habíamos previsto o surge alguna complicación, cosa que en cirugía no es infrecuente.

grasa-abdominal-y-musculos

Ecografía de la medición de grasa en abdomen

Normalmente si estas en buenas manos ni te enterarás, ya que solucionaremos el problema anticipándonos a él al mínimo síntoma.

En nuestra consulta realizamos mediciones mediante ecografía de la zona que vamos a liposuccionar. Esta tecnología nos permite sin ningún tipo de duda informar y detallar del cambio que se producirá y la cantidad de tejido que vamos a extraer.

 

 

 

 

EL PREOPERATORIO.

La preparación para una liposucción es muy sencilla, solicitamos un estudio preoperatorio bastante básico, que es el que recomienda la sociedad española de anestesiología, y que consiste en una analítica básica de sangre. Un estudio de coagulación y un electrocardiograma.

En la primera entrevista con el Doctor, rellenarás un cuestionario de salud que posteriormente valorará nuestro equipo anestesiólogo y decidirá si con esto es suficiente o si decide profundizar en alguna de las facetas.

Firma de consentimientos y toma de fotografías: como en absolutamente todos los procedimientos que realizamos, es obligatorio tomar fotografías antes y después de las sesiones quirúrgicas, el objetivo es que puedas comprobar los cambios que se produzcan con el tratamiento.

Los consentimientos son necesarios porque en ellos te detallamos los posibles efectos secundarios del tratamiento que te vamos a realizar.

Una vez solucionado todo este papeleo que solo busca tu seguridad, te entregaremos una carta de ingreso para que acudas al hospital seleccionado y la fecha concertada.

EL DIA DE LA LIPOSUCCIÓN.

Acude al hospital a la hora que hayamos acordado contigo y en ayunas de seis horas. Estas ayunas tienen que ser tanto para sólidos como para líquidos.

Excepciones a las ayunas quirúrgicas: Hay determinada medicación que no se debe interrumpir  porque tu organismo no puede prescindir de ella, ya que de hacerlo de forma brusca podría suponer un peligro para tu salud:

  • Un ejemplo claro sería la hormona tiroidea (el nombre comercial mas frecuente es LEVOTHROID).
  • Otros casos serian los corticoides, aunque estos es conveniente suspenderlos de forma programada y pausada antes de una cirugía electiva.
  • También, si estás realizando algún ciclo de tratamiento antibiótico debes tomarlo. Toma la pastilla con un pequeño sorbo de agua y avisa al anestesista. No ocurre nada.

Acuérdate de traer la faja que el equipo de la Clínica del Dr. Moltó te haya indicado.

Entrega la carta de ingreso en el mostrador del hospital y acomódate en la habitación que te asignen poniéndote la ropa que el hospital te proporcione.

Puedes traer un pantalón de algodón tipo chándal o calcetines gordos si la cirugía no es en esas zonas. En quirófano, por el tema de las infecciones, hace frío y no vas a poder abrigarte mucho mas que eso.

Dibujo para la cirugía en el quirófano

Zona pintada en la que se va a realizar la liposucción

Antes de la cirugía, en este caso tu liposucción, el Dr. Moltó pasará por la habitación, revisará que todo se haya realizado correctamente y estés cómoda y a gusto. Verificaremos contigo el procedimiento quirúrgico que hayamos seleccionado, y dibujaremos en tu cuerpo el plano o esquema de la liposucción, para saber en quirófano dónde y en qué cantidad están los acúmulos de grasa que deseemos remover.

Te llevarán a quirófano donde estaremos esperándote. Una vez concluida la cirugía, estarás un rato despertando en la zona acondicionada para ello y posteriormente te mandaremos a la habitación. Las liposucciones son intervenciones que en lo general se realizan con hospitalización de día, por lo que en un par de horas podrás marcharte a casa.

Previo a eso, el equipo del Dr. Moltó pasará a verte por la habitación, comprobará que todo va adecuadamente y te dará un informe de alta por escrito en el que tendrás especificado los siguientes datos:

  1. Tu diagnóstico.
  2. El tratamiento que te hayamos realizado.
  3. Los cuidados postoperatorios que necesitas.
  4. La medicación y cada cuanto ladebes tomar.
  5. El teléfono del Dr. Moltó para urgencias o dudas.
  6. La fecha de la próxima revisión.

EL POSTOPERATORIO.

Hay pocas cirugías tan necesitadas de apoyo postquirúrgico como la liposucción.

Hay diversas técnicas que buscan todas lo mismo:

  • Disminuir el edema posquirúrgico para que la piel se readapte cuando antes
  • Conseguir que aumente la síntesis de colágeno, o cuanto menos, compense la flacidez generada por la perdida de volumen.
  • Conseguir que el fenómeno de la cicatrización interna, que fija de nuevo la capa profunda de las fascias musculares con la dérmica de la piel de la zona de la liposucción, realice esta cicatrización lo mas similar a los primitivos septos fibrosos que unen en la forma fisiológica las dos estructuras.

¿Cómo intentaremos conseguir esto?

En nuestro equipo, con los años de experiencia y la constante nuestra, que es la de estar siempre a la última en cuanto a avances científicos,hemos ido incorporando técnicas y al mismo tiempo desechando otras que se mostraron engorrosas o ineficaces. Por lo tanto, en la Clínica Dr. Moltó el protocolo de recuperación de una liposucción consiste en:

  • Mantenimiento de las estructuras fijas en su sitio para que cicatricen correctamente y sin flacidez. La piel y las estructuras que hay debajo deben “pegar” adecuadamente, esto sigue los mismos principios físicos que cualquier reparación en nuestro organismo: requiere cierto grado de inmovilidad para que las células puedan crecer y unir ambos estructuras, para ello te insistiremos en a necesidad del uso de la faja. Esta es la única estructura, a modo de una escayola cutánea que realizará esta función.
  • Masajes de drenaje linfático: La estructura de la piel y la dermis y grasa subyacente, después de una liposucción, se asemejan bastante a una esponja o un queso gruyere. La liposucción produce un montón de pequeñísimos túneles que se entrecruzan en las tres dimensiones del espacio. Este enrejado, en las primeras horas post-cirugía se llena de restos hemáticos y líquido inflamatorio. En los días siguientes, con la compresión de la faja, parte de este líquido se va eliminando, pero parte del otro necesita una especie de “exprimido” hacia los ganglios linfáticos, que son las estaciones de drenaje naturales del organismo, y por donde estos fluidos se incorporarán a la circulación general para que puedan ser eliminados por el riñón.

Este masaje de drenaje linfático a veces lo realizamos de forma manual, pero no es nuestra elección favorita, descubrimos que existen sistemas mecánicos que hacen una serie de masajes de compresión ascendente en múltiples oleadas, que son mucho mas efectivos y todo ello sin producir desplazamientos de la piel como ocurre con los masajes manuales.

En algunos casos si que nos parece una buena opción, por lo que nuestra fisioterapeuta experta en cirugía plástica se encargará de realizarlos. Lo normal, que es lo que va incluido en el precio de una liposucción estándar, consiste en unas cuatro  o seis sesiones.

  • Radiofrecuencia: La radiofrecuencia es un aparato que emite ondas de energía que penetran en los estratos mas profundos de la piel. Ningún otro mecanismo energético penetra tan profundo.

Se suministran mediante un aparato específico y pueden ser peligrosas si se usan por personal inexperto, por lo que te recomendamos que te la apliques siempre bajo supervisión médica como hacemos en nuestra consulta.

Las sesiones se van alternando con las de presoterapia y también son en número de 4 a 6. Al igual que las sesiones de presoterapia, van incluidas en el  presupuesto original.

Además de estos tratamientos, puedes usar crema o pomada de arnica (Arnidol) que constituye un potente antiinflamatorio.

  1. LIPOSUCCIÓN SECA.

Fue la pionera de la técnica, comenzó a desarrollarse en París por los años 70 del siglo pasado y supuso el arranque de la técnica y el descubrimiento de las posibilidades que ofrecía. Pero presentaba muchos problemas, ya que entonces las cánulas que se idearon eran de gran calibre, median un centímetro más o menos de grosor, lo que provocaba hoyos y depresiones cutáneas en los resultados postoperatorios.

Tampoco se infiltraban los tejidos con líquido vasoconstrictor como ahora, por lo que al poco de empezar la liposucción el sangrado distorsionaba tanto los tejidos, que era muy difícil realizar un cálculo adecuado de la grasa a extraer. También este sangrado limitaba mucho la liposucción que se podía realizar por no exanguinar al paciente.

  1. LIPOSUCCIÓN TUMESCENTE.

Es la fórmula que se usa en la actualidad, consiste en infiltrar previamente a la liposucción en todos los tejidos, una mezcla anestésica y vasoconstrictora. Nosotros usamos la solución de Klein que está formada por:

aspiración de la grasa con cánula

Aspiración de la grasa medicante la cánula

Solución de Klein:

  • 1000 cc de Ringer Lactato.
  • Lidocaína 10 cc al 2%.
  • Adrenalina 1 ml.
  • 75cc de Bicarbonato 1/6 molar.

Esta solución se infiltra a temperatura más baja de la ambiente procurando que el frío ayude en la vasoconstricción, aunque hay que ser muy precavido en no inducir una hipotermia al paciente, aunque sea leve, ya que luego tienen cierto disconfort por la sensación de frío y los escalofríos.

Con esta solución infiltramos a una proporción de 1:1 la zona que deseemos aspirar, esto es, si en una zona hemos calculado que hay un exceso de unos 400 cc de grasa, para extraerla deberemos usar más o menos la misma cantidad de líquido anestésico. Esto a veces no es fácil, y varía mucho en función de la experiencia del cirujano.

Una vez realizada la infiltración, procedemos mediante cánulas a extraer la grasa de la zona que deseemos. Este proceso debe de realizarse siguiendo un orden muy meticuloso pera crear un enrejado tridimensional que permita que la extracción de grasa se realice de un manera uniforme.

Comenzaremos por cánulas de calibre moderado, de 4 mm de diámetro en la capa profunda, a través de no menos de dos puntos de entrada cuyas trayectorias se crucen en aproximadamente unos 90 grados.

A medida que nos acerquemos a la piel usaremos cánulas más finas, de 3 mm de diámetro e incluso de 2 mm en zonas más delicadas o que busquemos una mayor retracción cicatricial, como las zonas de la papada o el cuello.

Durante todo el proceso, colocando  la mano contraria plana sobre la zona que lipoaspiramos, realizamos un control meticuloso de la trayectoria y de la profundidad de la punta de la misma.

Periódicamente deberemos interrumpir la aspiración para realizar lo que conocemos por su término en ingles como un “pinch test” que consiste en pellizcar para ver el grosor de la capa de grasa que vamos dejando.

Una vez obtenido el resultado deseado, suturamos con monofilamento de cinco ceros los puntos de entrada, con el fin de obtener una cicatriz óptima(la mayor parte de de las veces invisible) y colocamos la faja o la prenda de liposucción que hayamos diseñado.

  1. LIPOSUCCIÓN LÁSER.
Liposuccion laser

Foto: http://aestheticmt.com/cannulas.htm Liposucción láser: el lipoláser

Con las modernas técnicas de fibra óptica, es posible hacer que un láser circule por dentro de una cánula muy fina de fibra óptica y al introducirla en el organismo y activarla, va destruyendo las células grasas.

¿Cómo sabemos que quemamos la grasa y no todo lo demás que hay dentro de nuestro organismo?

El láser tiene una forma muy particular de actuar, según la frecuencia de su longitud de onda, atraviesa algunas moléculas como si fueran transparentes y calienta otras, que son la “diana” específica de cada láser. Así el láser de CO2 (anhídrido carbónico) pulveriza las células epidérmicas sin diferencias, hay otros láseres con longitud de onda diferente que hace que su objetivo sean las manchas de la piel o los tatuajes, otros sólo calientan, y por lo tanto destruyen las moléculas de hemoglobina, lo que será útil para eliminar estructuras muy vascularizadas como los angiomas…y así un largo etc.

El lipoláser es un láser que tiene una longitud de onda que destruye las sustancias que tiene la misma refractariedad que la grasa. Es decir, aunque parezca un milagro, tiene la capacidad de calentar y destruir sólo la grasa, dejando intactos vasos sanguíneos y nervios u otras estructuras de nuestro interior.

¿Esto es así de exacto? Bueno, si haces caso de las casas comerciales sí. La realidad es que hay que manejarlo con muchísima precaución debido a que muchas estructuras como los nervios, también tienen grasa en sus paredes, pues forma parte de la composición natural de ellas y por lo tanto este tipo de láser podrá dañarlas. Además por proximidad, el calor que irradia en el interior hace que las estructuras vecinas a la grasa se calienten de igual manera, por lo que, por proximidad, podremos dañarlas.

Por lo tanto el uso de estos láseres requiere mucha experiencia y un control exhaustivo de la energía que programamos en cada cuadrante, junto a una técnica meticulosa de pasadas uniformes y bien programadas previamente.

Una vez hemos realizado la pasada de láser en el interior de la zona que tenemos que tratar, hemos de proceder a la retirada de la grasa licuada mediante una liposucción convencional.

¿Qué beneficios aporta el laser en la técnica de la liposucción?

Nosotros pensamos que no tantos como las casas comerciales pretenden hacernos creer, no existe ningún estudio que corrobore que la recuperación de estos pacientes sea mejor que la de la liposucción tumescente con cánula fina.

Ni la recuperación mas precoz. Es más en algunas circunstancias pensamos que el daño que podemos ocasionar en estructuras muy valiosas como los nervios sensitivos superficiales , debería contraindicar su uso.

Así nosotros somos firmes defensores de la liposucción láser en aquellas zonas como el abdomen en mujeres post parto con cierta flacidez que no deseen otro tipo de cirugía, al mismo tiempo en las papadas podemos ver cierta modificación del contorno, aunque aquí la piel tan fina puede causar quemaduras que acaben externalizándose, y aunque nunca nos ha pasado están en la literatura científica.

¿Cuál es el fundamento en el que se basan los lipoláseres?

Se piensa que el calentamiento próximo a la dermis profunda, generaría una reacción inflamatoria que generaría la síntesis de colágeno en forma de cicatriz, de la misma manera que las quemaduras de la piel generan amplias cicatrices muy ricas en colágeno.

Los defensores de la liposucción convencional argumentan que las cánulas finas que usan, al perforar la dermis en todas las direcciones, generan una cantidad de colágeno aún mayor, y lo que es mas útil, ordenado en el espacio en la dirección que el cirujano desea, por lo que parece que ofrece una tracción anti-flacidez superior a la cicatriz incontrolada del láser.

Nosotros hemos obtenido buenos resultados con las dos técnicas por lo que las usamos indistintamente en función de la zona a tratar o de los deseos del paciente según se haya informado.

  1. LIPOSUCCIÓN ULTRASÓNICA.

La liposucción ultrasónica fue la primera en aparecer asociada a un aparato que implementaba el poder destructivo de la cánula. Tiene un mecanismo de acción muy parecido al lipoláser, solo que aquí la fuente energética que destruye los tejidos a la punta de la cánula son los ultrasonidos.

Los ultrasonidos es un sonido a una frecuencia mucho más elevada de la que es capaz de percibir el oído humano, y que tiene tal energía que destruye tejidos. De la misma manera que un sonido muy agudo puede conseguir que un objeto de cristal estalle, un ultrasonido es capaz de hacer que una célula, que a fin de cuentas es como una bolsa de agua, estalle. En este caso un adipocito, que es una bolsa llena de grasa.

 

 

Al igual que la liposucción laser, la técnica consiste en introducir la cánula que a su extremo emite un haz de ultrasonidos, y hacer múltiples pasadas por la grasa mientras vamos destruyendo los adipocitos.

Posteriormente a eso, al igual que en la liposucción laser, es necesario realizar una liposucción convencional para eliminar todos los restos celulares y los adipocitos que han quedado medio destruidos.

¿Cuál es el mecanismo de acción que argumentan los que defienden esta técnica?

El mecanismo de acción es que el daño celular  a los fibroblastos de la capa profunda de la dermis hace que ésta reaccione con síntesis de colágenos que actuará al igual que el lipoláser, a modo de tensor de la piel evitando que se pueda producir un aumento de la flacidez.

¿Porqué no es de nuestras técnicas preferidas? Pues porque al igual que el lipoláser, no se ha conseguido que ningún estudio serio, aparte de los que te proporcionan y que están hechos por las propias casas comerciales, que acredita un resultado objetivo superior.

Además, el liposuctor por ultrasonidos ya no tiene un mecanismo de acción tan selectivo como el láser, que solo quema grasa, los ultrasonidos dañan todos los tejidos que tocan, por lo tanto en manos de un cirujano inexperto, o en un descuido, se pueden dañar órganos vitales, fascias, nervios u otras estructuras.

  1. LIPOSUCCIÓN MEDIANTE CHORRO DE AGUA O HIDROLIPOSUCCIÓN.

Básicamente es un aparato que despide un chorro de agua a presión al final de una cánula, este  chorro se encargaría de ir disgregando el tejido graso, y en una maniobra posterior un aparato de succión, eliminaría agua y células grasas.

Este método, que no ha tenido demasiada aceptación entre la comunidad médica, presenta como posible ventaja que esta forma de extracción de grasa resultaría menos traumática para las células extraídas, lo que permitiría su uso posterior para injertarlas como material de relleno.

LIPOSUCCIÓN ABDOMINAL.

La liposucción abdominal constituye una cirugía ampliamente demandada y al mismo tiempo una de las más conflictivas.

Suele constituir una zona común en ambos sexos, pero por motivos distintos, en los hombres predomina una obesidad de causa alimentaria. Los hombres consumen productos que tienden a formar acúmulos adiposos en esas zonas.

En la mujeres por contra, existe un predominio de ellas que después de los partos presentan un aumento de volumen de la zona que la gente percibe como un acúmulo de grasa pero que en realidad constituye una debilidad de la pared abdominal, generalmente por diástasis de los músculos rectos.

Ambas situaciones son negativas para una liposucción abdominal por razones que ahora vamos a ver:

La cirugia albominal en varones

Liposucción abdominal en hombres

  • Liposucción abdominal en pacientes varones: La grasa alimentaria en estos varones de entre 30 y 50 años está situada en un compartimento mas profundo de lo que la liposucción puede tratar: es la llamada grasa visceral. Cuando realizamos una ecografía en estos pacientes con abdómenes prominentes lo que observamos es que existe un moderado volumen de grasa suprafascial, o sea encima del músculo recto, que es lo que podemos aspirar, y la gran  mayoría estará en el compartimento profundo inaccesible al cirujano.
  • La mayor parte de las veces encontraremos una musculatura abdominal gruesa e hipertrófica.
  • En muchos casos se trata de pacientes fumadores con mas riesgo de trombosis y de necrosis de la pared cutánea, cuestión que hay que advertirles.
  • Los hombres son unos pacientes “regulares” su nivel de exigencia es alto, quieren resultados de forma inmediata y tienen una baja tolerancia al dolor, mucho menor que las mujeres.
lipo abdominal en mujeres

Liposuccion abdominal en mujeres

  • Liposucción abdominal en mujeres:

Primeramente encontraremos una paciente joven, con un verdadero acúmulo de grasa abdominal por encima del plano muscular de la faja abdominal. Son pacientes de poca edad, con una elasticidad cutánea bien conservada, lo que se evidencia por poca presencia de estrías, un pinch superior a los 3 centímetros en la zona gastromedial y una medición ecográfica superior a los 2,5 centímetros de grasa. Estas pacientes presentan además unas zonas laterales al abdomen, la cintura con flancos también hipertróficos, con emborronamiento de la silueta normal de la cintura, ya que este acúmulo que rodea todo el abdomen difumina la forma normal de la silueta. Estas pacientes, por las características referidas(acúmulo verdadero, piel con buena elasticidad y tono conservado), sí que  son unas buenas candidatas para la realización de una liposucción abdominal.

La segunda situación corresponde a mujeres que han tenido hijos, superan con frecuencia los 30 y la mayoría de veces los 40 años, y secuelas de sus embarazos, donde ha quedado un aumento de volumen en la zona abdominal, “una barriga” visible. En estas pacientes, cuando analizamos la estructura de la pared abdominal, es decir cuando miramos que es exactamente ese volumen, encontramos estas características:

  • A  la exploración lo que se aprecia es un abombamiento por debilidad muscular.
  • Se aprecian con frecuencia hernias o diastasis de la pared producto de los desgarros aponeuróticos por el aumento de volumen en los embarazos.
  • Gran flacidez cutánea manifiesta por abundantes estrías y pliegues cutáneos.
  • La medición ecográfica, y por lo tanto real de la grasa subyacente por encima del plano muscular, que es la que puede extraer la liposucción, es sorprendentemente baja.
Liposucción en mujeres tras embarazo

Liposucción en mujeres tras embarazo

Todas estas características hacen  que la liposucción de esta zona en este tipo concreto de pacientes no sea una buena indicación. Todo esto, sumado a la flacidez cutánea, hace que en caso de realizar una liposucción a estas pacientes, los resultados sean desastrosos, porque el resultado es un abdomen casi igual de voluminoso, con un aumento de la flacidez , adquiriendo la piel el aspecto de un papel arrugado.

Nosotros, en las épocas tempranas volcamos nuestros esfuerzos a la realización de liposucción láser, pero los resultados nunca han sido muy satisfactorios, ni en nuestras manos ni en las de nuestros compañeros cuando compartimos experiencias con ellos en los congresos. Dr. Moltó, tu cirujano plástico especialista en cirugía de liposuccion abdominal Valencia.

 

LIPOSUCCIÓN ÁREAS TROCANTÉREAS O LIPOSUCCIÓN DE CARTUCHERAS .

El área de los trocánteres o de las cartucheras en lenguaje coloquial, es el mas claro exponente de que la grasa  que se extrae en una liposucción no es una grasa producida por desordenes alimentarios, si no que tiene una génesis bien distinta, de tipo genético porque:

Lipo en trocánteres o cartucheras

Liposucción en cartucheras o trocánteres

  • Es exclusiva de las mujeres.
  • Es frecuente verla en pacientes muy delgadas en los que, de ser por exceso alimentario, estarían obesas y por lo contrario presentan un IMC por debajo del recomendado.
  • Cuando les preguntas cómo apareció esa localización, la respuesta siempre es la misma, se desarrolló durante la pubertad y alcanzó su máximo volumen al finalizar el desarrollo, entre los 16 y los 18 años aproximadamente.
  • Desde el final del desarrollo, esta zona no presentó prácticamente variaciones, dando igual que aumentara o disminuyera el peso corporal.

Es por ello que la zona de los trocánteres siempre supone una buena localización para realizar una liposucción, ya que los depósitos de grasa que vamos a extraer no se van a modificar de ninguna otra manera.

La zona de los trocánteres o cartuchera presenta además unas particularidades que la hacen buena candidata a una liposucción, como son:

  • La piel suele conservar una buena elasticidad hasta una edad avanzada, lo que permite tratar incluso pacientes de cierta edad.
  • La zona permite adaptar fácilmente fajas o prendas de compresión, lo que hace que un postoperatorio correcto ofrezca mejores resultados que en otras localizaciones.
  • Es una zona poco dolorosa lo que permite al paciente incorporarse rápidamente a su vida normal.

La primera visita de una liposucción trocantérea o de las cartucheras:

En esta primera visita,después de valorar el problema, ver el volumen, la elasticidad cutánea, etc., hay normalmente una dificultad añadida que consiste en explicarles a algunas pacientes que la mujer normal tiene curvas, concretamente en esa zona.

Quizás por haberse visto siempre con la deformidad,  quieren resultados exagerados, que dejen los muslos prácticamente rectos, y esto no puede ser así, hay que conservar la normalidad anatómica de las formas.

Liposucciones asociadas normalmente a la de trocánteres o cartucheras.

La liposucción de trocánteres, por una cuestión de armonía, se suele acompañar de:

  1. Liposucción de rodillas.
  2. Liposucciónde caras internas de los muslos.

Estas se realizan conjuntamente en mas del 80% de los casos.

También por una cuestión de proximidad, los flancos es una zona que suele acompañar a la liposucción trocantérea o de las cartucheras, aunque en menor frecuencia que las anteriores.

a) Liposucción de Rodillas:

Es un área fácil de liposuccionar, en pacientes tranquilas se puede hacer perfectamente solo con anestesia local sin precisar sedación.

Es una deformidad pequeña, pero que en los casos evidentes (en nuestra zona geográfica es muy abundante) suele ser bastante invalidante. Las pacientes refieren todas la misma queja, que cuando llevan faldas cortas, por encima de las rodillas, el abultamiento de grasa en la cara interna de las rodillas hace parecer que tienen las piernas torcidas hacia adentro.

Lipo rodillas Valencia Dr. Molto

Liposucción en las rodillas

La intervención durará apenas unos 20 minutos y será suficiente con llevar unos pantys de compresión fuerte del estilo de los que se usan para las varices.

Esta zona es excelente en cuanto a que la piel se adaptara sin ningún tipo de problema a su nuevo volumen, no quedando en ningún caso ningún tipo de flacidez. A diferencia de la zona de las cartucheras, aquí no hay que dejar ningún volumen residual para dar a la pierna la forma correcta, el propio contorno óseo, o las inserciones tendinosas subyacentes dan a la rodilla la curva armónica natural, por lo tanto se debe extraer toda la grasa que se haya acumulado.

 

b) Liposucción de la cara interna de los muslos:

Esta zona situada en la parte alta y media de los muslos, es un verdadero quebradero de cabeza para el cirujano plástico. Es una zona que, además de cierto efecto estético, produce una carga funcional importante ya que rozará en la deambulación normal y en determinados pacientes acaba produciendo rozaduras y incómodas.

El problema es que esta zona tiene una piel muy fina, carente de inserciones musculares sólidas, lo que provoca que, ante la mínima disminución de volumen, vamos a encontrar que va a aparecer flacidez.

Si quitamos este volumen de forma exagerada, la misma parte de los muslos que rozaba antes, rozará ahora, pero además como existirá una flacidez importante, este roce será aún mucho mas incómodo, por lo tanto hay que tener mucha prudencia.

Nosotros recomendamos liposucción con cánula fina provocando más fibrosis que una verdadera extracción de grasa, lo que produce que los tejidos se reafirmen.

El postoperatorio aquí es un poco mas importante que en el resto de las zonas que se pueden liposuccionar.

La flacidez que puede aparecer obliga a ser mas estricto con las prendas de compresión y a aplicar mas sesiones de radiofrecuencia, ya que en estas zonas mas conflictivas suele ser imprescindible.

LIPOSUCCCIÓN DE PIERNAS Y TOBILLOS.

Las pantorrillas deben tener una forma de “jarrón” o de “ánfora”, es decir, deben de ser delgadas a la altura del tobillo. En la parte media, donde están los músculos gemelos deben de ser voluminosas, y antes de unirse a la rodilla deben de adelgazarse de nuevo, dando este aspecto curvilíneo que hace de esta parte de la anatomía una zona sensual.

En algunos pacientes encontramos que no existe esta definición de formas, y aparecen depósitos grasos en la zona del tobillo y debajo de las rodillas, justo en la zona que tendría la pierna que adelgazarse. Es lo que nominamos “pata de elefante” porque es recta del mismo grosor en toda su longitud.

lipo de piernas y tobillos

Liposucción en piernas y tobillos

La liposucción de esta zona tiene unas características especiales que aconsejan su uso en manos experimentadas.

La red de linfáticos suprafasciales de la pierna se encuentra inmersa en ese magma graso supra aponeurótico, lo que va a ocasionar que liposucciones con instrumental inadecuado (láser o ultrasónicas), o compresiones inadecuadas en el postoperatorio, puedan provocar un daño irreversible al drenaje linfático con la aparición de una de las secuelas mas temidas en cirugía de los miembros inferiores, el linfedema.

BODY BANKING aplicado a la liposucción de piernas: Muchas veces realizamos correcciones de volumen en otras zonas distintas a la lipo rellenándolas con grasa, por ejemplo, es frecuente después de realizar una liposucción, realizar un relleno de glúteos o de senos.

En las piernas fue en los primeros sitios que se decidió infiltrar la grasa sobrante dentro de la vaina de los músculos gemelos para darles más volumen. La filosofía es la misma que cuando hacemos otros rellenos, la diferencia es que aquí el volumen va al espacio muscular. Con el tiempo, se está empezando a demostrar que esas células indiferenciadas que se encuentran en el lipoaspirado, tienen capacidad para diferenciarse en miocitos, y no solo proporcionar volumen, si no un verdadero músculo. En conclusión, una muy buena técnica quirúrgica  en manos experimentadas.

La cirugía se realiza con un poco de anestesia local y una mínima sedación. El alta hospitalaria es a las dos horas.

El post operatorio es muy sencillo y únicamente nos va a exigir una prenda de compresión tipo panty del que venden para la circulación. La reincorporación a la vida cotidiana es instantánea ya que el paciente al día siguiente ya pude trabajar. Además la reincorporación al deporte es rápida, pudiendo el paciente a la semana, con las prendas de compresión, realizar todo tipo de actividad.

Lipoescultura en brazos Valencia Dr. Molto

Liposucción en brazos

 

LIPOSUCCIÓN DE BRAZOS.

Esta zona es muy agradecida siempre que se limite a pacientes con buena elasticidad cutánea.

Las “alas de murciélago” como algunos pacientes nos refieren esta deformidad, se pueden mitigar con una liposucción muy sencilla de realizar. El único problema o limitación de la técnica, es que aquí la gravedad no nos va a ayudar, y se producirá un descolgamiento de los tejidos si no calculamos bien este efecto.

Por lo tanto, si ya existe flacidez lo mas sensato es recomendarle al paciente un lifting de brazos que es lo que le va a dar mejor resultado.

 

 

LIPOSUCCIÓN DE LA ZONA GLÚTEA.

Existen muy pocos casos en los que la zona glútea sea una buena candidata a la liposucción. Los glúteos, por encima de todo, necesitan cierta tersura y esta se la proporciona el volumen. Pacientes que desoyendo nuestras recomendaciones se han practicado en otro centro una liposucción de esta zona, al cabo de poco tiempo han acudido de nuevo a nosotros con un problema mucho mas grave: el glúteo había quedado vacío y descolgado. Eso sí que resulta un verdadero un problema, y no el tener un pequeño exceso de volumen.

Existen solo dos zonas periféricas al área glútea susceptibles de liposucción, que son el rombo que forman las espinas trasversas y la musculatura lumbar inmediatamente por encima de la zona media de los glúteos, donde empieza el pliegue intergluteo, y lo que llamamos la zona de la banana.

LIPOSUCCIÓN EN LA ZONA SUPRAGLÚTEA.

Esta zona situada en la línea media en los pacientes delgados dibuja un rombo que hace esta zona mas atractiva. En algunos pacientes con problemas metabólicos o tratamientos que ocasionan redistribución de la grasa corporal (como el uso de los retrovirales) ocasiona  que se cree en esa zona un abultamiento que hace que la transición de la espalda con la zona glútea aparezca como borrada, siendo difícil decir cuando acaba una y comienza la otra. Una mínima liposucción solucionará el problema.

No se requiere ningún tipo de cuidado especial en el postoperatorio, únicamente el uso de algún tipo de compresión con alguna prenda como un pantalón o media de compresión que tengan el talle alto.

LIPOSUCCIÓN DE LA ZONA DE “LA BANANA”.

Esta zona es un rodete que se forma debajo del pliegue glúteo, ya en la zona del muslo, y que vulgarmente se conoce como “la banana” esta zona es de las mas agradecidas en el área, ya que al marcar de nuevo las fronteras de la zona glútea, esta vuelve a tener una forma definida.

La liposucción  de esta zona  requiere el uso de cánulas extremadamente finas para conseguir el efecto “pegado” que hace falta en esa zona.

No requiere hospitalización, pudiendo realizarse de forma ambulatoria, unas medias de compresión en el postoperatorio, seguido de las habituales sesiones de presoterapia y radiofrecuencia, serán todas las medidas postoperatorias que harán falta para obtener un buen resultado.

Lipo en la espalda Valencia Dr. Moltó

Liposucción en la espalda

 

LIPOSUCCIÓN DE LA ESPALDA.

La espalda tiene una dermis extremadamente gruesa, por lo tanto cualquier actuación quirúrgica que realicemos sobre la zona, se adaptará correctamente. La zona más frecuente en la que podemos descubrir unos verdaderos acúmulos de grasa, es la zona por encima de la cintura, entre esta y los omóplatos. Dicha zona se suele hacer muy evidente por la presión de la goma del sujetador que suele apoyar justo en mitad de la zona.

Por las características mencionadas antes de grosor, la zona se adaptará muy bien, no necesitando ningún tipo de postoperatorio.

Al igual que la zona anterior, se puede realizar perfectamente con anestesia local y algo de sedación.

LIPOSUCCIÓN DE LA ZONA DE LA NUCA O “JOROBA DE BÚFALO”.

Algunas patologías como la enfermedad de Cushing, que consiste en una alteración de los corticoides endógenos que se fabrican en exceso, o a causa de algunos tratamientos farmacológicos como el empleo de fármacos anti retrovirales (usados en el síndrome de inmunodeficiencia adquirida SIDA), pueden producir este acúmulo patológico en la región alta de la espalda o nuca. Este aspecto recuerda la joroba de los búfalos, de ahí su nombre.

Liposucción joroba de búfalo

Liposucción de la Joroba de búfalo

Esta patología es muy invalidante, ya que no solo es fea estéticamente, además delata que el paciente es poseedor de una enfermedad muy concreta, y en general poco aceptada socialmente.

Al igual que las anteriores, solo requiere un poco de sedación asociada a la anestesia local y el uso de cánulas de calibre moderado.

La elasticidad cutánea de la zona sumado al grosor de la dermis de la espalda, que en algunas zonas puede llegar al centímetro de grosor, hace que no sea necesario tomar ningún tipo de precaución para prevenir la flacidez, esta no aparecerá nunca.

También la zona nos ayuda en la compresión, la dermis es tan gruesa y tiene tantas inserciones a la musculatura de la espalda(la mas poderosa del organismo), que hará innecesario ni siquiera ningún método de compresión mas allá de un simple vendaje las primeras cuarenta y ocho horas. Posterior a esto, el paciente podrá reincorporarse a su vida laboral, social y deportiva casi de inmediato.

LIPOSUCCIÓN EN LA ZONA LATERAL DE LA ESPALDA O ZONA LATERAL DE LA MAMA.

En la zona lateral de la espalda, en la zona alta, está el nacimiento de las mamas. Esta zona, en pacientes con gigantomastia o cierto grado de obesidad, suele tener un abultamiento que hace que parezca que la mama nace de la espalda. Esta “cola” de la mama provoca un difícil estético evidente al difuminar los bordes de la mama y aparecer sin límites definidos en su zona lateral.

Por lo tanto, es una liposucción de uso casi obligatorio en las mamoplastias de reducción, y en las liposucciones generales del contorno corporal, ya que esa zona desentonaría mucho con el resultado final de las otras regiones.

LIPOSUCCIÓN DE LAS GLÁNDULAS MAMARIAS Y TÓRAX  (EN HOMBRES).

La ginecomastia es una patología benigna y frecuente, pero bastante invalidante. Hay muchas causas que la pueden producir, fármacos como la cimetidina u otros tratamientos. Tumores secretores de hormonas, síndromes cromosómicos raros que cursan con estadios de intersexualidad…También se puede producir por una involución de los mecanismos depuradores y trasformadores de las hormonas, es un fenómeno muy bien conocido que afecta a los varones en la vejez y se conoce como ginecomastia de la senescencia.Sin embargo, la mayoría de las ocasiones se trata de una causa “idiopática” que es el término que usamos los médicos para referirnos a algo que no sabemos qué lo produce.

Lipo gicecomastia

Liposucción de glándulas mamarias

Así, salvo la ginecomastia asociada a la vejez que la padece prácticamente el 100% de los hombres a partir de cierta edad, lo normal es encontrarnos un varón joven, entre la segunda y la tercera década de la vida (antes en los casos mas graves) que refiere que durante la adolescencia estaba mas gordito y que notó, al realizar el cambio, que sus pechos crecían mas que lo que veía en sus amigos. Pueden referir incluso dolores parecidos a los que refieren las adolescentes en los periodos de crecimiento del pecho. Cuando estudiamos a estos pacientes (obligatorio para descartar una causa de ginecomastia tratable) no encontramos nada.

Cuando vemos un varón con un aumento del volumen de sus pechos, esto puede deberse a un aumento de la glándula mamaria (lo que seria una ginecomastia verdadera o glandular) puede deberse a un aumento de la grasa de la zona, o en la mayor parte de los casos, encontrarse los dos componentes aumentados, en lo que se conoce como ginecomastia mixta.

Foto: http://www.vanguardia.com/vida-y-estilo/galeria/226303-cancer-de-mama-ellos-tambien-pueden-padecerlo

Foto: http://www.vanguardia.com/vida-y-estilo/galeria/226303-cancer-de-mama-ellos-tambien-pueden-padecerlo

Como se mencionaba anteriormente, en la ginecomastia no estamos tratando solo una variación de la normalidad, en algunos casos se puede tratar de una verdadera patología, es decir de una verdadera enfermedad, por lo que antes de proceder al tratamiento es conveniente que el paciente haya sido convenientemente estudiado.

Como mínimo se deberá realizar preoperatoria una ecografía que nos desvele exactamente cual es el contenido de esa glándula aumentada.

En caso de dudas será conveniente la realización de un análisis hormonal, y si es necesario un TAC craneal (para descartar tumores hipofisarios secretores de hormonas, sobre todo prolactina). Por último, si aún persisten dudas, un cariotipo para evaluar la verdadera personalidad genética del paciente serán un arma interesante.

Una vez  diagnosticado el paciente de forma correcta, en caso de tratarse de una ginecomastia glandular pura, NO tiene tratamiento mediante la liposucción.

Sin embargo, la ginecomastia grasa o mixta, que son mas del 95% de todas, presentan un excelente resultado con la liposucción.

En los primeros años, realizábamos liposucciones masivas del área torácico-mamaria en los varones que nos pedían tratamiento, entendiendo que nos solicitaban eliminar todo el volumen de esa zona que tanto les traumatizaba.

Liposucción en ginecomastia con BODY BANKING

Con los años hemos desarrollado una liposucción más selectiva empleando la técnica del BODY BANKING, que consiste en extraer grasa donde sobra; en los varones será en la parte inferior de la mama, en los cuadrantes inferiores, y volumizando con el material extraído el pectoral mayor, lo que proporciona el aspecto de un tórax masculino.

De esta forma logramos resultados mucho mas satisfactorios para los pacientes. El tejido que se injerta, en virtud de las células indiferenciadas que posee acaba derivando en parte en células musculares por lo que en absoluto dará un músculo fofo o falto de tono.

Por último, en las ginecomastias severas, las que superarían un estadio 3 de tanner, raramente se solucionan sólo con una liposucción, generalmente tas la exéresis glandular es necesario realizar un exéresis de piel periareolar para retirar el exceso de piel.

faja en lipoescultura de ginecomastia

Faja torácica masculina para liposucción de ginecomastia

La liposucción de la ginecomastia es rápida y muy efectiva, una vez realizados los convenientes estudios preoperatorios, el paciente bajo anestesia local y una sedación moderada, se le practica una liposucción con cánulas de calibre descendente, comenzando por 4 mm en el plano profundo y ascendemos en el a través de la glándula y grasa peri-mamaria hasta usar las cánulas de 2mm. La extracción la realizamos con cánulas de orificios especiales para la recolección y usamos un colector estéril y cerrado que os permitirá la reutilización como injerto de la misma en la zona intramuscular del músculo pectoral mayor.

El resultado será la desaparición de las formas femeninas sustituidas por un tórax con formas mas rectangulares y un músculo de volumen más aumentado.

El post operatorio es sencillo, bastará con llevar una faja torácica como la que se muestra en la fotografía.

Pasada una semana será necesario aplicar los tratamientos de radiofrecuencia y drenajes linfáticos manuales que realizamos en esta zona, ya que aquí la presoterapia no es posible.

LIPOSUCCIÓN DEL CUELLO.

El acúmulo de grasa en el cuello verdadero es una patología relativamente frecuente que afecta a determinadas etnias, y a personas alcohólicas. Se conoce con el nombre de enfermedad de Madelung.

Liposucción de cuello En Valencia Dr. Moltó

Liposucción en cuello: enfermedad de Madelung

Cuando hemos tenido algún caso de estos verdaderos, no hemos usado la liposucción ya que la grasa está invadiendo todos los compartimentos, no sólo el superficial, por lo que intentar extraerla nos parece harto peligroso dado la gran cantidad de estructuras vitales que asientan en la zona: los grandes vasos, carótida y yugular, los nervios que van al brazo (conocidos como plexo braquial), la glándula tiroides, la tráquea y el esófago. Por lo tanto, cuando hemos tenido que tratar pacientes con enfermedad de Madelung, hemos optado por la cirugía abierta, extirpando la grasa bajo visión directa.

Por todo ello, cuando hacemos referencia a liposucción del cuello en cirugía estética, generalmente nos estamos refiriendo a la liposucción de la papada, así que cambiamos de nombre.

LIPOSUCCIÓN DE LA PAPADA.

Prácticamente todas las personas a partir de cierta edad, y algunas desde fases muy tempranas, presentan un aumento de volumen en la zona de la papada, esta puede llegar a ser tan importante, que el ángulocuello/mentoniano acaba siendo sustituido por una línea recta.

Se podría pensar, si miramos a la gente de mas de 40 años que nos rodea, que prácticamente todos ellos y muchos jóvenes se beneficiarían de una liposucción de papada y no es cierto, el problema es mucho mas complejo.

Estructuras del suelo de la boca: en la zona de la papada, están alojadas muchas estructuras, que básicamente son: la glándula tiroides en el compartimento inferior, el cartílago tiroides y cricoides y el hueso hioides, que en conjunto forman la estructura de la garganta conocida como “nuez de Adán”. Y la base de la lengua, con las glándulas salivares submaxilares, que son como dos pelotas de golf a ambos lados del cuello, y que están reposando sobre una especie de hamaca que forma un músculo que se llama milohiodeo. Pues bien, cuando esta estructura de sostén (formada por este músculo y algunas aponeurosis y ligamentos) cede, el contenido hace protrusión en la zona de la papada.

Por lo tanto, en la mayoría de los pacientes encontraremos con que la papada esta formada por tres componentes.

  • Las estructuras descolgadas del suelo de la boca.
  • Grasa.
  • Piel sobrante de la cara que, al descolgarse, se acumula en esa zona.
Lipo para la zona de la papada

Liposucción para la papada

Exploración de la zona:  Hay varias maniobras destinadas a este fin, nosotros en la práctica clínica usamos únicamente dos:

Ecografia para lipoaspiración de la papada

Ecografía previa a la liposuciión de papada

  1. La primera es pedirle al paciente que tire hacia arriba con ambas manos de la piel lateral del cuello hacia arriba, lo que tensa la piel de la papada. Si lo que hay es grasa acumulada, por mas que tires, el volumen se modificará muy poco. Si por el contrario es laxitud cutánea o de los tejidos al tensar hacia arriba, el defecto se corregirá devolviendo al rostro su estado de antes de la laxitud.
  1. La segunda opción (más fiable y utilizada) es la realización en consulta de una ecografía exploratoria del cuello, que nos dirá cuanta grasa hay y dónde está situada para ver si es accesible mediante la liposucción, o por el contrario, existen estructuras peligrosas que podamos dañar mediante la realización de la misma.

Una vez tengamos claro cual es el  problema, será posible recomendarle al paciente cuál sería su opción correcta.

 

Si el problema es que se han descolgado las estructuras del suelo de la boca o que se ha acumulado un exceso de piel por la flacidez en zonas superiores, la recomendación correcta será la de un lifting cérvico facial, ya que la liposucción lo único que hará será empeorar sus síntomas.

Si por el contrario encontramos un verdadero acúmulo de grasa, la liposucción será la técnica de elección.

Técnica de liposucción en el cuello: La liposucción cérvico facial es realmente compleja, precisaremos de cánulas finas, no mas de dos milímetros. Los puntos de entrada serán debajo de la barbilla y en los ángulos laterales de la mandíbula, y deberemos mantener un exquisito control manual de la profundidad y orientación de la cánula a fin de evitar daños en las estructuras de la zona, con serio peligro potencial de daños graves .

El postoperatorio es sencillo, el paciente se opera de forma ambulatoria, al finalizarla liposucción se le coloca una mentonera que será la única prenda del postoperatorio. Esta la mantendremos durante 48 horas todo el día, y a partir de ese momento, lo normal es que el paciente empiece a usarla únicamente para dormir por la noche, un periodo de entre dos y tres semanas.

La radiofrecuencia será una buen aliada en este postoperatorio.

¿ESTÁ LA EMBOLIA GRASA LIGADA A LA LIPOSUCCIÓN?

En los inicios de la técnica, se comenzó a especular si la gran liberación de grasa que se producía en las liposucciones era capaz de provocar embolismos grasos, a la manera de los embolismos que se producían en las grandes fracturas tipo fémur. Pasados los años, no parece haberse encontrado un vínculo entre estas dos patologías mas allá de lo normal en cualquier procedimiento quirúrgico.

Por lo tanto,se podría decir que el embolismo graso no es un riesgo específico de la liposucción.

¿EXISTEN RIESGOS AL SOMETERSE A UNA LIPOSUCCIÓN.?

La liposucción es una técnica bastante segura, pero no deja de tener sus posibles complicaciones.

¿REAPARECE LA GRASA DESPUÉS DE UNA LIPOSUCCIÓN?

No, rotundamente no, la grasa de los departamentos profundos, los que se eliminan en una liposucción, se formaron por razones genéticas y el desencadenante fue hormonal, durante la adolescencia. Nada puede repetir estos procesos. Eso no significa que un paciente al que se le realiza una lipo no pueda engordar. La capa superficial de grasa, ese manto uniforme que recubre todo nuestro organismo, va a estar ahí para almacenar los excesos de la dieta, pero esa grasa responde bien a los tratamientos dietéticos.

¿TIENE LÍMITES LA CANTIDAD DE GRASA QUE SE PUEDE EXTRAER EN UNA LIPOSUCCIÓN?

Si, y muy estrictos. La grasa está rodeada de capilares, es el tejido mas vascularizado del organismo, cada célula grasa está en contacto, al menos, con un capilar, y esto hace que en la liposucción se pierda algo de sangre, esta pérdida se minimiza usando vasoconstrictores en el líquido que se infiltra para hacer la liposucción, y en una adecuada compresión en el.

¿CUÁNDO PUEDO VOLVER A HACER DEPORTE?

En la liposucción, que la capa de la piel y la dermis se “pegue” correctamente a la capa muscular profunda, va a ser fundamental para que no quede ningún tipo de flacidez. Para que este fenómeno ocurra, se debe producir un fenómeno de revascularización y de fibrosis que adhiera las dos capas, fenómeno que solo ocurrirá si existe cierta inmovilización de la zona.

Por lo tanto, la recomendación será que, sin dejar de llevar tu vida cotidiana, no practiques actividades deportivas durante las tres primeras semanas. Está permitido pasear pero deporte propiamente dicho NO.

Después de este periodo, hay un periodo de aclimatación para recuperar el tono muscular, en el que te recomendaremos que realices estas actividades con la prenda de compresión que te hayamos indicado. Pasadas estas dos semanas de aclimatación y de maduración de los nuevos tejidos que se han formado, te daremos libertad para cualquier tipo de actividad deportiva. Cuanto mas tonificado esté el músculo debajo de la nueva zona, mas óptimos serán los resultados que alcances.

¿CUÁNTO TIEMPO TENDRÉ QUE LLEVAR LA FAJA?

Como ya te indicábamos en el párrafo anterior, las tres primeras semanas mientras se forma el colágeno que unirá la piel a la capa muscular profunda, es imprescindible que exista cierta inmovilización, por lo que la faja o prenda de compresión será útil las 24 horas del día, menos el rato que necesites para ducharte y lavarla si se te ha ensuciado.

Pasadas estas tres semanas, la recomendación será que la uses un par de semanas más mientras realizas alguna actividad deportiva, y en el resto del tiempo ya puedes prescindir de ella.

¿DUELE UNA LIPOSUCCIÓN?

La descripción correcta es que es incómoda, tienes molestias leves, aunque estas pueden variar en intensidad según la zona liposuccionada (el abdomen por ejemplo duele mas que otras zonas) y también variarán en cada paciente. Cada uno tenemos un umbral al dolor distinto, y la misma experiencia varía mucho según quien te la cuenta. La definición mas frecuente cuando preguntamos a nuestros pacientes es que se trata de una sensación de “agujetas fuerte”.

¿ME TENGO QUE HACER ALGÚN TRATAMIENTO DESPUÉS DE UNA LIPOSUCCIÓN?

Hay casi tantas pautas postoperatorias como cirujanos plásticos. Nosotros las hemos ido recorriendo todas, y al final hemos optado por las dos que mas eficaces han resultado, teniendo presente que el postoperatorio de una liposucción es de vital importancia.

Así, nuestras pacientes siguen sesiones de radiofrecuencia, para el tensado efectivo de la piel, mediante la ultima tecnología en aparatología estética. Y la presoterapia computerizada. Se trata de un traje neumático que va ejerciendo un “exprimido” de tu organismo que dirige el líquido del edema de después de una liposucción, a las estaciones de drenaje linfático situadas en ingles y axilas.

¿DEJA CICATRICES UNA LIPOSUCCIÓN?

No, la liposucción no precisa mas que pequeñas incisiones de unos tres milímetros dependiendo de la cánula que se emplee en cada zona. El resultado son pequeños puntos del tamaño aproximado de una espinilla, que si se tratan correctamente y se les evita la exposición solar, al cabo de una año aproximadamente se convierten en prácticamente invisibles.

¿CUÁNTOS DÍAS ESTARÉ DE BAJA TRAS UNA LIPOSUCCIÓN?

La respuesta podría ser perfectamente NINGUNO. No hay una recuperación que requiera cesar en tu actividad laboral, muchos de nuestros pacientes acuden a su trabajo al día siguiente. Otros prefieren operarse un viernes y así acuden a trabajar con mas normalidad el lunes (esta quizás seria la opción que nosotros te recomendaríamos) y por último, hay gente que puede cogerse días sin problemas y se quedan en reposo en casa. Estos nos dan mucha envidia.

Liposuccion Valencia precio – Lipoescultura Valencia Precios Dr. Moltó: el precio de una intervención de eliminación de grasa localizada o liposucción, resulta de la suma de diversos factores entre los que se encuentran: los honorarios de anestesia, alquiler de quirófanos del hospital, las pruebas médicas, material quirúrgico, las prendas para el postoperatorio y la recuperación de la intervención de lipoescultura, las recetas de medicamentos, los honorarios del cirujano plástico, las correspondientes visitas de seguimiento, el tiempo de hospitalización necesario…

Cuando tu como paciente nos preguntas por el precio de una liposucción o lipoescultura, debes de tener en cuenta que para nosotros, como especialistas médicos lo más importante es tu salud, y que en cualquier caso, el precio depende de las características personales de cada paciente.

Por lo tanto, no vamos a poder darte un precio para la cirugía estética para la eliminación de grasa localizada, liposucción o lipoescultura, por anticipado antes de la primera visita, en la que realizamos una valoración sobre necesidades personales de cada paciente. Debes saber que en el precio final de tu intervención de liposucción influyen determinadas características según la técnica a utilizar, el tiempo de permanencia en el quirófano, el tipo y tiempo de permanencia de ingreso hospitalario…

Puedes ver nuestras condiciones de financiación para la liposucción o lipoescultura Valencia Dr. Moltó