Anatomía de la mama

La mama de la mujer es un símbolo de feminidad, sexualidad y maternidad, que se remonta desde el tiempo de las pinturas rupestres. Es uno de los elementos más importantes en la belleza femenina. Tener unos senos atractivos es un deseo normal de toda mujer. Una alteración en su forma, su tamaño, ambas cosas a la vez o su mutilación puede ocasionar complejos y repercusiones psicológicas para quien lo padece.

Para abordar con éxito la gran variedad de procedimientos estéticos y reconstructivos de la mama se requiere un conocimiento profundo del desarrollo mamario, de la anatomía normal o ideal, así como de sus variantes y presentaciones patológicas. Sólo de esta manera se podrán conseguir resultados seguros y eficaces.

Las mamas son glándulas (de origen sudoríparo modificado ectodérmico) cuya función primordial es producir leche para alimentar al hijo después del nacimiento.

Modificación del contorno del pecho con el tiempo.

Modificación del contorno del pecho con el tiempo.

En un inicio, estimulada por la acción hormonal, madura y adquiere una estructura ductal-lobular-alveolar. Existe un desarrollo mamario que afecta al tamaño y la forma de la mama que comienza con la salida del botón mamario (telarquia) en torno a los 8 años, se continua con la pubertad y termina alrededor de los 30 años por la estimulación ovárica. No obstante, el resto de estructuras no glandulares que conforman la mama (grasa, piel, tejido conectivo que “tensa la mama”…) continúan modificando el contorno de la mama con el paso del tiempo.

La mama femenina, verticalmente, se extiende de la 2º a la 6º costilla con una longuitud de 10 a 12 cm aproximadamente. Horizontalmente, de la línea paraesternal a la línea media axilar la anchura media es de 12 a 14 cm.

La mama normal se desarrolla a nivel del cuarto espacio intercostal en la pared torácica anterolateral. La formación de  una mama supernumeraria puede ocurrir en cualquier parte a lo largo de la línea de leche (la localización más frecuente es el pliegue axilar izquierdo).

Se compone de los siguientes elementos y estructura anatómicas que desarrollaremos brevemente: piel, complejo areola-pezón, grasa, parénquima mamario, tejido conectivo, vasos sanguíneos, vasos y nódulos linfáticos, nervios, músculos, esqueleto óseo-tórax. Cualquier alteración, congénita o adquirida, en uno de estos elementos se traducirá en cambios en el contorno de la mama.

A modo explicativo, es interesante diferenciar la patología mamaria (mastitis, quistes, fibroadenomas, carcinomas) de las alteraciones estéticas de la mama. Éstas pueden estar relacionadas tanto con el tamaño, forma y posición de la mama, como del complejo areola-pezón (pezón invertido, etc). En este apartado nos encontraremos problemas por exceso (hipertrofia mamaria) o defecto (hipoplasia mamaria), caída de la mama (ptosis) o asimetrías (mamas tuberosas,etc).

Medidas del pecho ideal

Medidas del pecho ideal

El aspecto de la mama normal o ideal es algo subjetivo, depende de la opinión de cada paciente y siempre hay que tenerla en cuenta en la planificación operatoria. Al igual que cuando un escultor talla un busto, el cirujano debe correlacionar armónicamente no solo el tamaño de la mama si no la simetría, ubicación y proporcionalidad. No obstante, los estudios estadísticos proporcionan una serie de referencias que se aproximan a la mama ideal.

La distancia desde la horquilla esternal y desde la línea media clavicular al pezón son de entre 19-21 cm. La distancia desde el pezón hasta el pliegue inframamario es de 5-7 cm .La distancia desde el pezón hasta la línea media es de 9-11 cm.

El volumen del pecho se sitúa por encima del músculo pectoral mayor entre la segunda y sexta costillas en la mama no caída.  Son puntos de referencia importantes el polo superior, la ubicación del complejo areola-pezón, el pliegue submamario y el pliegue del seno lateral. El polo superior de la mama se extiende desde justo debajo de la clavícula hasta el pezón. Es ligeramente cóncavo. El pezón se localiza en el punto de máxima proyección de la mama, e idealmente, ligeramente rotado hacia arriba. El polo inferior es cónvexo y se extiende desde el complejo areola-pezón hasta el surco submamario.

Componentes anatómicos de la mama

Componentes anatómicos de la mama

4.1.- Piel.

Delgada, elástica y flexible. Contiene folículos pilosos, glándulas sebáceas y sudoríparas, salvo en la región teloareolar donde no solo cambia la textura sino el grosor, la pigmentación y la composición de los anejos cutáneos.

4.2.- Complejo areola-pezón.

La areola tiene una forma circular de entre 2 a 6 cm de diámetro. Su color varía entre el rosado y diversos matices del pardo. En su superfice se pueden distinguir unas eminencias que corresponden a una glándulas modificadas (tubérculos de Morgagni y Montgomery).

El pezón es una estructura prominente ≥ 1 mm, con un diámetro en torno a 4-7 mm. Contiene abundantes terminaciones nerviosas sensitivas sin folículos pilosos. Presenta un aspecto irregular y rugoso en su superficie, pudiéndose observarse en su vertice de 12 a 18 orificios que se corresponden con la desembocadura de los conductos galactóforos. Está ligeramente descentrado hacia el segmento inferoexterno. 

 

4.3.- Contenido de la mama:

4.3.1.- Parénquima mamario.

Constituye la porción glandular. Blancoazulada en la mujer jóven, grisamarillenta en la mujer madura. Presenta un contorno irregularmente circular y una extensión hacia el hueco axilar (cola de Spence). Está formado por los acinos glandulares, donde se encuentran las células productoras de leche y los ductos, un conjunto de estructuras tubulares y huecas, ramificadas en forma de árbol, cuyas luces confluyen progresivamente en canalículos más y más gruesos hasta terminar en uno de los doce a dieciocho vértices llamados galactóforos. El volumen de este tejido glandular es muy variable y está sujeto a cambios frecuentes en relación con diversos estímulos fisiológicos de carácter predominantemente hormonal.

4.3.2.- Grasa.

Envolviendo toda la estructura parenquimatosa-glandular de la mama se encuentra una gran cantidad de acúmulo adiposo que constituye entre el 50-70% del volumen mamario. Con la edad y los cambios hormonales de la menopausia la cantidad de parenquima mamario disminuye y aumenta el componente graso.

4.3.3.- Fascias y ligamentos.

El cuerpo mamario se completa con la presencia de tejido conectivo que contribuye a su consistencia. La mama esta recubierta en su porción anterior por una fascia superficial y en su base, sobre el músculo pectoral, por una fascia profunda ambas provenientes del desdoblamiento de la fascia abdominal. Los ligamentos de Cooper proporcionan numerosas interconexiones entre ambas fascias. Estos ligamentos atraviesan el parénquima mamario. La atenuación de estas estructuras de soporte son uno de los factores que contribuyen al desarrollo de la ptosis mamaria. La clasificación más empleada de ptosis mamaria es la propuesta por Regnault que la divide en función de la posición del pezón con respecto al surco submamario.

Grados de ptosis mamaria o caída de senos

Grados de ptosis mamaria o caída de senos


La pseudoptosis de mamas

La pseudoptosis de mamas

 

Leve (primer grado): pezón a nivel del surco submamario.

Moderada (segundo grado): pezón 1-3mm por debajo del surco submamrio.

Severo (tercer grado): pezón > 3 mm por debajo del surco submamario.

Hablamos de pseudoptosis cuando el polo inferior está descendido pero el pezón esta por encima del surco submamario.

4.4.- Vascularización:

 4.4.1.- Arterias: Las arterias que nutren la mama proceden de tres orígenes:

  • De la Arteria Mamaria Interna, rama de la subclavia, es la arteria principal de la mama (60% de la vascularización), y emite dos o tres ramas, que, después de haber perforado los músculos intercostales y el pectoral mayor, se dirigen hacia la parte supero interna de la glándularamificándose en sus dos caras.
  • La Mamaria Externa ó Torácica Inferior, rama de la axilar, Emite al lado externo de la glándula dos ó tres ramas, ordinariamente máspequeñas que las precedentes, con las que se anastomosan ramas de la acromiotorácica y la torácica superior.
  • Las Intercostales. Penetran en la glándula por su cara posterior. Todas estas ramas se anastomosan entre sí y forman en la superficie una red de mallas irregulares: la Red Perimamaria, que da origen a ramillas cutáneas y ramillas glandulares que penetran en el espesor de la glándula y forman la Red Periacinosa. 

4.4.2.- Venas.

Constituyen por una red venosa superficial que forma el Circulo Venoso de Haller. La red subcutánea de la mama comunica ampliamente, por arriba con la red superficial del cuello, y por abajo con la de la pared abdominal. Las venas que de ella emanan siguen el mismo trayecto que las arterias: unas se dirigen hacia afuera y terminan en la vena axilar; las otras, hacia arriba y adentro a la vena mamaria interna.

A estas venas superficiales, añadimos cierto número de venas menos importantes, que se desprenden de la cara profunda de la glándula y van a las venas intercostales correspondientes.

4.4.3.- Linfáticos: Se dividen en tres grupos:

  • Linfáticos glandulares.
  • LinfáticosCutáneos.
  • Linfáticos de los conductos galactóforos.

Todos ellos van a parar a tres grupos ganglionares: un grupo mamario externo que drena a los ganglios axilares profundos, un grupo retropectoral y subclavicular y un grupo mamario interno.

Los ganglios linfáticos y los senos

Los ganglios linfáticos y los senos

4.5.- Inervación.

La mama es inervada por tres grupos de nervios que convergen hacia la placa areolomamilar.

  • Grupo anterior: son ramos cutáneos anteriores que acompañan a las ramas de la arteria mamaria interna originados de los intercostales del 3 al 5 salen a un centímetro del reborde del esternón.
  • Grupo lateral: Provienen del 3º al 6º nervio intercostal, más voluminosos, abordan a la glándula por su parte posterior, y van paralelos a los conductos galactóforos.
  • Grupo superior: provienen del plexo cervical.

Todos estos nervios terminan :

  • En la piel, en los corpúsculos de Pacini (nervios sensitivos).
  • En las fibras musculares lisas de la areola y del pezón (nervios motores).
  • En los vasos (nervios vasomotores).
  • En los elementos propios de la glándula mamaria (nervios secretores).

El cuarto nervio intercostal es el más importante para el complejo areola-pezón inervando a los músculos areolar y mamilar que ejercen la función eréctil del pezón, indispensable para una buena lactancia y además, proporcionan la sensibilidad del mismo.

4.6.- Músculos.

Las relaciones anatómicas más importantes de la mama en su conjunto son musculares. En estrecho contacto con su cara torácica o interna podemos distinguir cuatro músculos importantes:

  • Pectoral mayor, separado de la porción glandular por una cantidad variable de tejido adiposo y aislado de esta por la fascia profunda y tejido laxo retromamario. Se encuentra ocupando los tercios superior y medio de la zona retromamaria.
  • En relación con el cuadrante inferolateral externo de la mama, nos encontramos con el músculo serrato mayor, así como con una pequeña porción de las inserciones costales del músculo oblicuo externo del abdomen.
  • En el cuadrante inferointerno, la mama se apoya sobre las inserciones del músculo recto anterior del abdomen.

La consideración de estas relaciones es de vital importancia en determinados procedimientos quirúrgicos, como es el caso de la mamoplastia de aumento en lo que se refiere a la confección del bolsillo para la prótesis. Ciertas patologías como es el Síndrome de Poland que se caracteriza por agenesia de músculo pectoral, se traducen en alteraciones estéticas de la mama. 

4.7.- Esqueleto óseo.

La simetría y forma de la mama dependen del apoyo normal del esqueleto. La mama se apoya en la porción anterolateral del tórax, principalmente de la 2º a la 6º costilla. Las deformidades de la pared torácica, como el pectus excavatum o en quilla, pueden dar lugar a alteraciones en la proyección de las mamas. Alteraciones incluso espinales, como la escoliosis, también pueden afectar a la apariencia y simetría de los senos.