MAMA TUBEROSA

cirugia pechos tuberosos Valencia Dr. MoltoLa mama tuberosa es una patología con componente congénito y cierto componente familiar, que en nuestra área afecta a un grupo bastante elevado de mujeres.

No está clara cuál es la causa, ni siquiera los mecanismos que la explicarían. Básicamente se propugna la teoría de que existe una constricción en la glándula mamaria, que impide que ésta se desarrolle con normalidad.

Aunque es una patología conocida desde hace mucho tiempo, aún hay mucha controversia en la comunidad científica, donde siguen sin ponerse de acuerdo, ni siquiera en cuál es el tejido que está afectado.

CLASIFICACIÓN:

Según donde afecte al anillo de constricción, podemos encontrar tres grados de mama tuberosa:

  • GRADO I : La constricción se limita al cuadrante ínfero interno de la mama, que aparece recto en lugar de su agradable forma circular. La aréola puede, o no, ser grande y con forma de cúpula.
  • GRADO II : La constricción afecta a los dos cuadrantes inferiores de la glándula mamaria, por lo que el pecho tiene un polo inferior muy corto, que hace que la aréola parezca nacer directamente del tórax.
  • GRADO III : La constricción afecta a toda la mama, esta tiene forma de tubo, en cuyo final hay una aréola gigante campaniforme, que ocupa más de la mitad de la mama. Esta forma más grave, afortunadamente es la más rara.

Cirugia pechos tuberosos Valencia Dr. Molto

Esta forma de crecimiento alterado provoca un efecto con dos consecuencias:

  • Falta de porción de la mama afectada según la clasificación anterior.
  • La cara interna,  los dos cuadrantes inferiores o toda la mama está constreñida.

La areola, dado que no puede crecer de forma normal, se hernia por la parte central, adquiriendo la forma de cúpula “campaniforme”. Y éstas dos deformidades nos darán lo objetivos que tendremos que corregir quirúrgicamente:

  • Por un lado, la ausencia de volumen en uno o varios cuadrantes de la mama.
  • Por otro lado, la disminución del diámetro de la areola y la deducción de la protrusión herniaria que provoca la glándula anómala por debajo.

Dado que recibimos un volumen importante de mamas tuberosas en nuestra clínica, derivadas de otros centros,  intentamos estandarizar, en la medida de lo posible, el tratamiento con el fin de optimizar los resultados y poder extraer conclusiones, así, hemos definido varias etapas de tratamiento que intentan dar salida a todas las posibilidades de aparición de una mama tuberosa.

¿Cúal es la incisión o vía de abordaje?

En las mamas tuberosas o tubulares que no haya asimetría significativa, y sin ptosis, la vía de elección, por las mismas razones que cuando colocamos un implante, lo constituye la vía submamaria. Una discreta incisión en el surco submamario, permite:

  • Acceder libremente al espacio sublandular donde vamos a colocar los implantes.
  • Permite realizar el dual plane adecuado a cada situación que queramos corregir, tipo uno o dos, nunca III, y
  • Permite un mejor abordaje glandular para realizar el tratamiento que deseemos, que generalmente suelen ser incisiones paralelas en la glándula, del tipo de las descritas por el Dr Palacin (Clinica Teknon, Barcelona). Estas incisiones son preferiblemente realizadas por esta vía, ya que no debemos seccionar las aletas lateral y medial de la glándula como realizamos en la técnica de Puckett.

Por el contrario, si hay una ptosis significativa, o asimetría evidente, o existe la más que habitual herniación areolar, preferimos para abordar el problema de forma conjunta y sin crear más cicatrices de las necesarias, la técnica periareolar, ya que esta técnica nos permite realizar:

  • Corrección de la protrusión areolar.
  • Reducción del tamaño de la misma.
  • Simetrización con la areola contralateral.
  • Disección completamente subcutánea, para liberar las adherencias de la fascia de escarpa al plano glandular y que causan el famoso anillo de constricción.

cirugia de los senos tubulares Dr. Molto

  • Liberación de las aletas lateral y medial de la glándula, para conseguir la elevación necesaria en el complejo aréola pezón, para corregir las ptosis.
  • Disección de un bolsillo submuscular, donde colocaremos el implante generalmente ANATÓMICO.
Bolsillo submuscular para pechos tuberosos

Bolsillo submuscular para pechos tuberosos


Tecnica puckett

Tecnica Puckett

  • Realización de la técnica de Puckett. Así como en el abordaje submamario nos encontramos más a gusto con la técnica de las incisiones paralelas tipo Palacin, en esta vía de abordaje realizamos mas cómodamente la técnica de Puckett, que permite un colgajo mas homogéneo y de mayor longitud con un relleno mas adecuado del polo inferior.

El plano de colocación de la prótesis

Protesis para las mamas tubulares

Plano de colocación


Protesis Mentor para pechos tuberosos

Implantes anatómicos para grados leves

Por las mismas razones que en los  implantes simples,  nuestra elección casi siempre es el plano submuscular,  dado que la mayoría son pacientes muy delgadas. En los casos en los que hay una buena cobertura, generalmente se ha producido una hipertrofia mamaria a base del componente graso, que obliga la mayoría de casos a la realización de una mastopexia, lo que provoca que, nuestra recomendación sea también la colocación submuscular, lo que nos proporcionara una cobertura óptima del implante, evitando la más temida de las complicaciones en cirugía mamaria: La extrusión de la prótesis por contaminación de la misma.

Únicamente en casos de aumentos moderados con grados leves de constricción, nos plantearemos el uso de implantes redondos. La mayoría de las veces usamos implantes anatómicos de proyección moderada con un buen reparto del volumen. La serie 322 de la marca MENTOR cumple estos requisitos. El uso de implantes con mayor proyección los gastamos en otro tipo de mastopexias, para conseguir una adecuada proyección mamaria. En la mama tuberosa, que generalmente por la tuberosidad ya tiene forma picuda, usar implantes más proyectados puede conllevar una excesiva conización de la misma.

En el caso más frecuente, la paciente o sus padres, ven algo “raro”, la forma del pecho es distinta a lo que están acostumbrados, aunque no consiguen descubrir qué es exactamente lo que sucede.  Hay claves que te podrán poner sobre la pista, generalmente el tamaño y la forma de la aréola suele ser lo más llamativo.

Cualquier cirujano plástico te dirá al momento si tienes alguno de los tres tipos de mama tuberosa, o simplemente rasgos tuberiformes, que son formas frustradas de la enfermedad.

Este diagnóstico es muy importante, ya que la cirugía de la mama tuberosa no se parece mucho a la de los implantes simples, y en caso de no corregirse el problema, el resultado será “catastrófico”, en forma de doble surco, con un gran coste estético.

Los pechos tuberosos son un síndrome “malformativo” que desconocemos en gran medida, por eso nos limitamos a corregir las deformidades, que es corregir la parte del cuerpo que no se han desarrollado correctamente, por lo tanto, no existe ningún medicamento que nos lo pueda solucionar.

Si no te sientes bien con la forma de tus pechos, vas a la consulta de un cirujano plástico y se te diagnostican mamas o pechos tuberosos, la única solución para corregirlos y darles un aspecto atractivo y normal, consiste en la realizar la cirugía de corrección de las deformidades de las mamas tuberosas.

Las candidatas para esta intervención son aquellas mujeres que han observado anomalías en cuanto a la forma de sus pechos, especialmente en el tamaño y forma de la areola, y que desean corregir esta anomalía y tener un pecho bonito y normal.

El equipo de la Clínica Dr. Moltó te realizará en la primera consulta una exploración para determinar si posees la deformación de las mamas tuberosas, así como el grado de Baker de la misma. Una vez confirmada que existe tal deformación, se te dará una recomendación personalizada según tus expectativas, pero siempre anteponiendo la naturalidad y seguridad del paciente.

 LA PRIMERA VISITA CON EL CIRUJANO.

 Los objetivos durante esta primera entrevista son:

  • Evaluar tu historial medico: miraremos tu estado de salud de una forma muy genérica, preguntándote tus antecedentes médicos, si eres poseedora de alguna alergia, si tomas algún medicamento (en especial aquellos que nos pudieran interferir la cirugía o aquellos que deberíamos mantener para no causarte ningún problema de salud) por ejemplo la insulina. Si eres  fumadora o has padecido alguna cirugía previa.
  • Averiguaremos también un poco de tu historial familiar, ten en cuenta que el cáncer de mama tiene un componente hereditario, débil en algunos casos y muy fuerte en otros, son las pacientes portadoras de algún gen tipo BRCA del tipo uno o dos. Estos genes aumentan mucho tus posibilidades de sufrir esta enfermedad en el futuro, por lo que es necesario tenerlo documentado.
  • Exploración física : tenemos que ver el tamaño y la forma de tu pecho actual para diagnosticar posibles patologías que a veces no son tan evidentes, valorar asimetrías de las mamas, diferencias de volumen entre las mamas, o deformidades/asimetrías en las costillas o esternón que a veces también condicionan el resultado final.
  • Objetivos quirúrgicos: Visto tu historial y con la exploración física, nos interesará sobre todo saber cuáles son tus ideas de aumento, qué resultado final buscas. Te recomendaremos, qué tipo de implante, por donde lo vamos a colocar y en qué planos, si submuscular o subfascial lo vamos a depositar además de  los cuidados postoperatorios que deberás llevar.
  • Simulación del implante: en la clínica Dr. Moltó tenemos la última tecnología de vanguardia en simulación 3D para el aumento de pecho. Gracias a una plataforma informática llamada CRISALIX, podrás verte en el momento con diferentes tamaños de prótesis y formas para poder elegir el que mejor te siente o con el que más cómoda estés. Tras realizarte un escaneado fotográfico en video, podrás visualizar con unas gafas de REALIDAD VIRTUAL cual sería tu resultado según el tamaño, la forma o el perfil escogidos.  De esta manera lograrás que el resultado final sea el deseado.
  • Aunque te lo habremos explicado todo nosotros, si lo deseas te daremos los consentimientos informados para que puedas acceder a toda la información en cuanto a posibles complicaciones, de esta forma en la siguiente entrevista podrás solicitarnos las aclaraciones que consideres oportunas.
  • Posteriormente te informaremos también del presupuesto de la cirugía y de las formas de pago por si deseas realizar algún tipo de financiación, de forma gratuita te realizaremos todos los tramites.
  • Si lo deseas te ponemos en contacto con un laboratorio cercano para realizar las pruebas del estudio preoperatorio. Los resultados nos llegarán por correo electrónico para ser revisados por el doctor Moltó y nuestro anestesista. Por lo tanto, no hará falta que vengas a traérnoslos.
  • En caso de considerarlo útil para tu caso, te realizaremos una ECOGRAFÍA para valorar mejor la situación, esta ecografía la realizamos nosotros en la consulta y va incluida en tu presupuesto, por lo que no te supondrá ningún gasto extra.
  • Una vez realizados estos pasos, concertaremos una segunda entrevista con el Dr. Moltó, en la que revisaremos todos los puntos anteriores uno por uno y aclararemos cualquier posible duda o inquietud que te haya podido surgir.
  • Antes y después de la intervención podrás ponerte en contacto con nosotros siempre que lo necesites.

SEGUNDA ENTREVISTA CON EL DOCTOR.

En el momento lo desees, una vez te hayas decidido, puedes pedir esta segunda entrevista, en ella repasaremos lo anterior y resolveremos las posibles dudas.

Una vez tomada la decisión, fijaremos la fecha de la cirugía y te solicitaremos un estudio preoperatorio que consta de:

ESTUDIO PREOPERATORIO.

  • Examen analítico básico.
  • Electrocardiograma.
  • En un principio no están recomendadas por las autoridades sanitarias más pruebas en caso de tratarse de una paciente estándar. No está demostrado que solicitar mamografías o ecografías en pacientes sanas y jóvenes aporte nada, e incluso puede inducir a errores y cirugías innecesarias, aunque en casos especiales te las pediremos. En nuestra consulta contamos con un ecógrafo, de esta manera tendremos una imagen de control antes de la cirugía en caso de ser necesario.
  • Cuestionario pre-anestésico: en la Clínica del Dr Moltó realizamos un escrinning preoperatorio mediante un cuestionario de salud que evalúan preoperatoriamente nuestro equipo de anestesia. Es un cuestionario sencillo, que lleva muy poco tiempo, pero que aporta una información seleccionada que ayuda a descartar cualquier posible riesgo anestésico oculto.
  • Hoja de recomendaciones: te entregaremos una hoja con las recomendaciones básicas a seguir antes de una cirugía.

Adjuntamos el documento por si quieres consultarlo.

Por ultimo, en esta entrevista comentaremos contigo los consentimientos informados que te hayamos entregado, por si tienes aun alguna duda que te pueda generar alguna inquietud. En la clínica Dr Moltó hemos preferido usar el documento oficial que se consensuó y elaboró desde la SECPRE, a fin de garantizar a nuestros pacientes un nivel de calidad mínimo exigible por dicha sociedad en cuanto a la información que se le aporta al paciente. Aunque te lo entregaremos en mano, el documento lo puedes consultar también escaneado en el siguiente apartado:

RECOMENDACIONES PRE QUIRURGICAS PARA UNA MAMOPLASTIA DE AUMENTO EN LA CLÍNICA DEL DR MOLTÓ EN VALENCIA.

Va a someterse a una intervención quirúrgica, para su seguridad es importante que lea detenidamente estas recomendaciones:

  • Acuda a la Clínica Quirón o 9 de Octubre con tiempo suficiente para realizar su ingreso y comenzar así su cirugía a la hora que le hayamos indicado.
  • Recuerde que debe estar en AYUNAS DURANTE LAS SEIS HORAS PREVIAS a la hora que le hayamos dicho que se va a intervenir. Éstas ayunas incluyen tanto alimentos sólidos como líquidos (agua).
  • Es recomendable suspender el consumo de TABACO, una semana antes de la cirugía. Esta recomendación es especialmente importante en aquellas cirugías en los que la vascularización cutánea juega un papel vital (consulte si es su caso).
  • Durante la semana previa a la cirugía NO debe consumir aspirinas o cualquier otro medicamento que contenga alguna sustancia antiagregante ya que es una causa importante de sangrado post-quirúrgico, con las importantes repercusiones que esto conlleva: hematomas, hemorragias, necesidad de transfundir sangre o derivados. Tampoco son recomendables el consumo de Ibuprofeno o Enantyum. Si por lo que sea los has consumido, infórmaselo al equipo medico.
  • Trae el sujetador deportivo que te hayamos indicado, probablemente será el único vendaje que te lleves puesto a casa al momento del alta.
  • Acuda a la clínica provisto de la carta de ingreso y carta para la enfermera de planta que se le habrá entregado en la consulta.
  • No olvide su documento identificativo: DNI.
  • No traiga joyas u objetos de valor.
  • Si utilizas lentillas, audífonos u otro tipo de prótesis infórmelo nada mas ingresar a la enfermera de planta e infórmelo al equipo medico quirúrgico a la primera oportunidad que tenga.
  • Recuerde traer una bolsa de aseo con sus efectos personales.
  • Traiga ropa cómoda, calcetines y pijama o chándal.
  • Acuda duchado, con el pelo limpio y preferiblemente recogido, sin esmalte de uñas (si es portadora de uñas de porcelana consúltelo antes).
  • Si ocurre algún problema al respecto del cumplimiento de las normas anteriores, NO SE PREOCUPE, COMUNÍQUELO cuanto antes a algún miembro del equipo de Dr Moltó y verá como se encuentra solución a su problema o aplazaremos la intervención sin ningún tipo de impedimento. SU SALUD Y SEGURIDAD SON NUESTRA MAYOR PREOCUPACIÓN.
  • Si quiere ponerse en contacto con alguno de nosotros para comentarnos cualquier duda que le pudiera surgir previo a la cirugía puede hacerlo llamando al 625057489.
  • Es imprescindible que acuda a quirófano acompañada por algún familiar o amigo. Su acompañante le esperará en la habitación dado que en el momento termine la cirugía nos pondremos en contacto con él para comunicarle que ya hemos finalizado.

Contamos con un servicio de cuidados para los pacientes que no tienen acompañante, consúltelo en caso de necesitarlo.

DÍA DE LA  CIRUGÍA.

  • Recuerda que debes permanecer en ayunas (incluido agua).
  • Acude al hospital que te hayamos indicado, entrega la carta de ingreso en el mostrador y cuando estés en la habitación entrega la carta a la enfermera de planta. Un miembro de nuestro personal comprobará que el ingreso se haya realizado correctamente y que estas cómodamente instalada en la habitación.
  • Antes de la cirugía, el Dr Moltó te realizará el diseño prequirúrgico, que son las medidas que tomamos y marcas que realizamos en la piel con un rotulador para que sirvan de guía en la cirugía. En ese momento nos podrás plantear si te ha surgido alguna inquietud.
  • Aprovecharemos para decirles a tus familiares el tiempo estimado de la cirugía.
  • Posteriormente vendrá un celador para llevarte en la cama al área quirúrgica.
  • Tu familia puede esperar cómodamente en la habitación o si lo prefiere cerrar esta con llave y salir a dar un paseo por los alrededores de la clínica.
  • En el mismo momento que acabemos la cirugía, un miembro del equipo del Dr Moltó, llamará por teléfono a tu habitación para informar de que la cirugía ha concluido y todo ha ido correctamente para que tu acompañante esté tranquilo.
  • Tras un periodo de reposo en el área de recuperación (despertar) cuando el anestesista compruebe que estás perfectamente bien, te llevarán a la habitación para que descanses.
  • Más tarde, el dr Moltó pasará por tu habitación para comprobar que estás bien, no tenéis dudas y que se han cumplido las instrucciones post operatorias. En esos momentos te explicaremos como ha ido la cirugía y el resultado final de la misma.

EL ALTA.

Normalmente, al día siguiente por la mañana el Dr Moltó o un médico de su equipo, pasa por la habitación, comprueba que estás bien y te realiza la cura cambiando el vendaje por el sujetador deportivo. Te entrega un informe de alta con nuestras instrucciones,  la medicación que debes de tomar y la fecha de la próxima cita, así como un número de teléfono en el que estaremos disponibles las 24 horas del día para que puedas consultar cualquier duda.

Cuando te vayas a casa únicamente llevarás el sujetador deportivo, cuando mires debajo, verás que hay unas tiritas de papel que cubren las heridas de tus nuevos pechos. No las quites, con ellas vas a realizar todo el proceso. En algunos casos, puede que lleves también un vendaje compresivo durante 48 horas después de la cirugía.

Ducha:  te puedes duchar si quieres con la condición de que no muevas mucho los brazos y que luego seques bien las tiritas con secador con aire frío, hasta que no les quede ningún resto de humedad y las pintes por encima con Betadine.

  • A los tres o cuatro días, te citaremos en la consulta para una cura rápida y comprobar que todo esta trascurriendo correctamente.
  • A la semana de la cirugía, te permitiremos que realices esfuerzos moderados, tipo conducir con cuidado, o hacerte cargo de las tareas leves  de la casa.
  • Entre los días ocho y diez te citaremos para retirarte los puntos de sutura y, desde entonces, te quedará solamente alguna revisión periódica en función de tu evolución.
  • A las dos semanas de la cirugía tienes que estar realizando ya una vida normal en cuanto al trabajo o las tareas cotidianas.
  • Al mes podrás iniciar actividades deportivas que no afecten al tren superior, por ejemplo correr muy suave con un buen sujetador deportivo, o ejercicios de gimnasio.
  • A los tres meses ya tendrás libertad absoluta tras la introducción de los deportes que afectan a los brazos y que son lo último que vamos a normalizar.

A partir de aquí, tendrás una visita programada a los tres meses, a los seis y al año, en la que si no habido algún contratiempo consideraremos el resultado definitivo. En esta consulta, antes de darte el alta, te realizaremos una ECOGRAFÍA de forma gratuita, en la que comprobaremos que todo esta correcto.

 Es muy importante detectar las roturas protésicas de forma muy precoz, ya que de ello depende que no sea una situación peligrosa. Por ello, consideramos imprescindible que las clínicas de cirugía plástica de calidad incorporen un servicio de ecografía propio que asegure el diagnóstico precoz.

¿TENGO LAS MAMAS TUBEROSAS?

Ésta suele ser la mas frecuente, la paciente o sus padres, ven algo “raro”, la forma del pecho es distinta a lo que están acostumbrados, pero no consiguen descubrir qué es exactamente lo que sucede.  Hay claves que te podrán poner sobre la pista, generalmente el tamaño y la forma de la aréola suele ser lo más llamativo. Cualquier cirujano plástico te dirá al momento si tienes alguno de los tres tipos de mama tuberosa, o simplemente rasgos tuberiformes, que son formas frustradas de la enfermedad. Este diagnóstico es muy importante, ya que la cirugía de la mama tuberosa no se parece mucho a la de los implantes simples, y en caso de no corregirse el problema, el resultado será “catastrófico”, en forma de doble surco, con un gran coste estético.

¿TIENE OTRO TRATAMIENTO QUE NO SEA QUIRÚRGICO?

Desgraciadamente no. Es un síndrome “malformativo” que desconocemos en gran medida, por eso nos limitamos a corregir las deformidades , que es corregir parte del cuerpo que no se han desarrollado correctamente, por lo tanto, no existe ningún medicamento que nos lo pueda solucionar.

TENGO MAMAS TUBEROSAS, ¿ QUÉ TIPO DE PRÓTESIS ME PONGO?

Encontrarás respuestas a esta pregunta de todos los colores, nosotros publicamos un artículo científico en el IJPRS (una revista de impacto mundial), explicando por qué preferíamos en la mayoría de los casos las prótesis anatómicas. Te dejamos el enlace por si quieres curiosearlo, pero básicamente el resumen es el siguiente:

Dicha glándula anómala no se va a sustentar bien si la dejamos en apoyo, además, existe una cuestión de lógica, si el problema en los tipos I y II es la ausencia del volumen adecuado en los cuadrantes inferiores, habrá que usar prótesis con más volumen en esa zona, y éstas son las prótesis anatómicas.

En los grados III, la mama se comporta como un déficit de todos los cuadrantes, es decir, como una aplasia mamaria, por lo que habrá que aportar volumen con la forma mas parecida a una mama normal, a lo que llamamos comúnmente “implante anatómico”.

¿MASTOPEXIA PARA CORREGIR LAS MAMAS TUBEROSAS?

No necesariamente, pero si que es verdad que una de las causas más frecuentes de realizar una mastopexia en pacientes jóvenes, lo constituyen las mamas tuberosas grado II y III.  Esto se debe a que la glándula crece como un tubo, al tener la constricción en la base y al final se descuelga hacia abajo, no es un descolgamiento típico, como en el envejecimiento normal de la mama tras embarazos o pérdidas de peso, se trata de una caída de la mama por ausencia de los cuadrantes inferiores que la tendrían que sustentar.

Otra causa de tener que realizar una cicatriz periareolar similar a las mastopexias lo constituye el diámetro generalmente patológico de estas aréolas.

¿ME REDUZCO LAS AREOLAS?

Las areolas de las mamas tuberosas nunca son pequeñas. Tener las areolas pequeñas descarta prácticamente el diagnóstico de mama tuberosa, salvo en sus cuadros más leves.

Muchas pacientes no ven claro el reducirlas porque tienen tamaños similares a los normales, y reducir la areola conllevará una cicatriz alrededor de la misma. Nosotros somos partidarios de ser prudentes, aunque ten en cuenta que, cuando pongamos un implante debajo y hagamos la mama más grande, lógicamente ésa piel se va a estirar, por lo que el diámetro de la areola aumentará.

Por ello, si está ya en valores límite, como cuatro centímetros de diámetro o más, nosotros aconsejamos que aproveches el paso por quirófano para reducir su tamaño, porque aunque luego es un pequeño retoque que se puede realizar perfectamente con anestesia local, siempre es más incómodo hacerlo en dos tiempos.

¿SE PUEDE DAR DE MAMA DESPUÉS DE OPERARME DE MAMAS TUBEROSAS?

En un principio ninguna de las cirugías que se realizan en la mama, salvo la corrección de los pezones invertidos, imposibilita para la lactancia, la corrección de las mamas tuberosas no conlleva más riesgo demostrado que la colocación de implantes simples, es decir, hay casos referidos de pacientes que han relatado alguna dificultad, aunque son casos aislados y no está claro si ésta fue la causa o se debió a alguna de las otras muchas posibilidades.

¿SE PIERDE SENSIBILIDAD EN LA INTERVENCIÓN DE MAMAS TUBEROSAS?

Se puede producir, al igual que en la cirugía de los implantes mamarios, una disminución transitoria de la sensibilidad sobre todo de los cuadrantes supero internos. Esta disminución se debe a las ramas que se cortan al confeccionar el bolsillo donde colocamos los implantes, y aunque de forma lenta, se recupera de manera espontánea y completa. En algunos casos algún paciente si nos ha manifestado alguna disminución pequeña que ha persistido en el tiempo, pero es lo más inusual, ya que se debe a fallos de la reinervación espontánea que se produce tras cualquier tipo de cirugía.

En todo caso si fuera tu caso, consúltanos ya que hay medicamentes neurotróficos (que aumentan y aceleran la regeneración nerviosa) que pueden ayudar en el resultado final.

PROBLEMAS EN LA CORRECCION DE LAS MAMAS TUBEROSAS.

Problemas cirugia senos tuberosos

No está clara la causa primaria que genera una mama tuberosa, hay teorías de todos los gustos, aunque la más en boga alega a que existe una constricción en la glándula mamaria, que no se llega a desarrollar adecuadamente, lo que genera un anillo de constricción que genera las consecuencias que vemos en un paciente de esta patología.

Otra forma de enfocar el problema es que las anomalías no se encuentren en la glándula mamaria, sino en las fascias que envuelven a ésta y que se funden con la fascia de escarpa, que es la fascia propia de la piel y que envuelve todo el cuerpo.

Sea como sea, nosotros hemos comprobado que en la corrección de las mamas tuberosas existen una serie de maniobras comunes a todas las mamas tuberosas, y unas específicas, que varían dependiendo de una serie de factores variables que más o menos son éstos:

 

problemas intervencion pechos tuberosos

  • Déficit de piel en los cuadrantes inferiores de la mama.
  • Déficit de volumen.
  • Herniación areolar.
  • Ptosis mamaria.
  • Asimetría significativa.

Dado que recibimos un volumen importante de mamas tuberosas en nuestra clínica, derivadas de otros centros,  intentamos estandarizar, en la medida de lo posible, el tratamiento con el fin de optimizar los resultados y poder extraer conclusiones, así, hemos definido varias etapas de tratamiento que intentan dar salida a todas las posibilidades de aparición de una mama tuberosa.

 

¿CUAL ES EL PRECIO DE LA INTERVENCIÓN?

El precio de una cirugía de pechos tuberosos resulta de la suma de diversos factores entre los que se encuentran: los honorarios de anestesia, alquiler de quirófanos del hospital, las pruebas médicas, material quirúrgico, las prendas de post-cirugía, las recetas para medicamentos, los honorarios del cirujano, las visitas de seguimiento, tiempo de hospitalización…

Cuando tu como paciente nos preguntas por el precio de una intervención de mamas tuberosas, debes de tener en cuenta que para nosotros, lo más importante es tu salud y que en cualquier caso el precio depende de las características personales de cada paciente, especialmente en esta intervención en la que cada paciente puede venir con un grado de deformidad diferente.

Por lo tanto, no vamos a poder darte un precio por anticipado antes de la primera visita en la que realizamos una valoración sobre las características y necesidades de cada paciente.

Puedes ver nuestras condiciones de financiación para los tratamientos de medicina y cirugía estética.