Causas del dolor en los pezones

causas del dolor en los pezones

Todo lo que necesitas saber sobre el dolor en los pezones

El dolor en los pezones puede ser una sensación de dolor, sensibilidad, hormigueo, palpitación o ardor.

Puede o no puede acompañar al dolor de mamas más general y puede ocurrir tanto en hombres como en mujeres. Dependiendo de la causa del dolor en el pezón, puede incluir la areola, el anillo de piel pigmentada alrededor del pezón.

El dolor en el pezón puede venir de varias causas diferentes, pero la mayoría no son graves. Lo más común es que el dolor en el pezón provenga de algún tipo de traumatismo en el pezón, y a veces ese trauma puede ser sutil y difícil de reconocer. La manera más importante de identificar la causa del dolor en el pezón es considerar lo que estaba haciendo justo antes de que comenzara el dolor. Algunas serán causas obvias, otras no.

Las causas traumáticas más comunes de dolor en el pezón son la lactancia materna, la actividad sexual o el “pezón del corredor”.

El dolor no traumático en el pezón es menos común. Todavía no es probable que sea grave, pero hay señales que hay que buscar. A menudo es causada por las mismas cosas que pueden causar un dolor de mamas más generalizado. Si estás experimentando dolor en los senos así como dolor en el pezón, lee este artículo para tener una idea aproximada sobre a qué se puede deber.

 

Causas

causas más comunes del dolor en los pezones. DrMoltó Valencia.El dolor en el pezón se puede dividir en dolor traumático -dolor por una lesión- y dolor no traumático.

Las causas de dolor traumático son más fáciles de identificar y tratar, y no son peligrosas. El dolor no traumático del pezón también es muy poco probable que sea significativamente peligroso.

Todas las causas más comunes de dolor en el pezón no son potencialmente mortales, aunque algunas se benefician de poder ser tratadas por un médico.

“Pezón del Corredor”

El pezón del corredor es una quemadura por fricción que se produce por el roce de la ropa en los pezones. Es muy común en corredores, especialmente en corredores noveles. Por lo general, afecta tanto a los pezones y la irritación puede llegar a ser bastante fuerte. En el peor de los casos, los pezones pueden sangrar. Esto puede afectar tanto a hombres como a mujeres. El tratamiento consiste en mantener los pezones cubiertos y húmedos, como si el tiempo de quemadura fuera a curar a éste.

Para las mujeres, el sujetador deportivo adecuado ayudará a evitar la futura irritación del pezón. Lo siento, caballeros. La buena noticia es que la mayoría de los corredores experimentados no se quejan de este tipo de dolor en el pezón, así que lo mejor que se puede hacer es seguir corriendo.

Las quemaduras por fricción pueden provocar dolor en el pezón incluso cuando no se ha corrido y, en su mayoría, provienen de sujetadores mal ajustados. Prueba diferentes prendas interiores para prevenir la irritación. La crema hidratante y el tiempo curarán los pezones. Para cualquier tipo de quemadura por fricción, uno o ambos pezones pueden verse afectados.

Infecciones

La mastitis es una infección de los conductos mamarios y puede ser causa de dolor en el pezón o de dolor más general en los senos. Los pezones también pueden infectarse por otras infecciones de la piel, especialmente si ya están irritados o agrietados. Las infecciones por hongos también son bastante comunes en los pezones, especialmente para las mujeres que están dando el pecho.

Cambios hormonales

El dolor premenstrual en el pezón o el dolor en el pezón durante el embarazo es muy común. Por lo general, los cambios de líquido en los conductos mamarios causan hinchazón, que luego causa dolor en el pezón y también puede causar un dolor más generalizado en los senos. El dolor hormonal en el pezón es completamente normal.

Actividad sexual

Al igual que la fricción y la lactancia, el juego con los pezones durante las relaciones sexuales puede provocar irritación y dolor en el pezón. Por lo general, este problema dura poco tiempo y es probable que desaparezca con un pequeño tiempo de curación. Una vez más, la crema hidratante es muy útil durante el proceso de curación.

Lactancia materna

una causa del dolor en los pezones puede ser dar el pecho.La lactancia materna es una causa bien conocida de dolor en el pezón. Los mismos pezones, agrietados, irritados, dolorosos y a veces sangrantes o que vienen con quemaduras por fricción también pueden ocurrir tanto con la lactancia, como con la extracción (bombeo). La técnica correcta puede ayudar a evitar la irritación.

Dermatitis atópica

La dermatitis atópica también se conoce como eczema, una afección que produce descamación y picazón en la piel. La dermatitis atópica puede afectar tanto a los pezones como a los senos. Es

relativamente común encontrar dermatitis atópica en los pezones y las areolas. Puede sucederle a uno o a ambos pezones.

La mayoría de los pacientes que tienen dermatitis atópica del pezón también tienen dermatitis atópica en otras partes del cuerpo.

El eccema puede ser difícil de tratar. Existen algunos medicamentos de venta libre, pero puede ser necesaria una visita al médico para casos particularmente difíciles y porque, en casos muy raros, podría terminar siendo la enfermedad de Paget (ver abajo). La dermatitis atópica que sólo afecta a la areola no tiene ninguna posibilidad de ser la enfermedad de Paget. El pezón debe estar involucrado.

Reacciones alérgicas

Algunas personas desarrollan alergias a jabones, detergentes para ropa, acondicionadores o lociones que terminan causando sarpullido, enrojecimiento o picazón. Los pezones son a menudo los primeros en irritarse por las nuevas alergias y la primera señal podría ser el dolor en el pezón.

Quemaduras de sol

Las quemaduras solares pueden ocurrir, especialmente en los pezones que no suelen ver la luz solar.

Esto es potencial para ambos sexos al ir en topless. No hay que olvidar el protector solar.

Causas raras de dolor en el pezón

Algunas causas de dolor en el pezón son menos comunes y la mayoría de ellas requieren una visita al médico para un diagnóstico adecuado. Si el dolor en el pezón está acompañado de cualquier tipo de malformación o secreción (material que sale del pezón que no sea durante la lactancia materna), consulta a tu médico, con excepción de las grietas o irritaciones obvias como las descritas anteriormente.

Enfermedad de Paget

El dolor en el pezón que viene con un pezón invertido o una lesión en el pezón o la areola, puede ser la enfermedad de Paget. La enfermedad de Paget puede afectar la glándula mamaria o ser extramamaria (fuera de la glándula mamaria). Cuando el pezón está afectado, se considera enfermedad de Paget mamaria (MPD), que tiene una asociación muy alta con el cáncer. La enfermedad de Paget requiere un diagnóstico por parte de un médico, generalmente después de hacer una biopsia. Por lo general, la enfermedad de Paget sólo afecta a un lado.

Adenomatosis erosiva del pezón (EAN)

La adenomatosis erosiva del pezón es un tumor benigno del pezón que requiere pruebas diagnósticas para poder diferenciarlo de la enfermedad de Paget. Es el diagnóstico diferencial (la condición que hay que descartar) para que un médico pueda diagnosticar la enfermedad de Paget.

Cuándo ver a un médico

La mayoría de los dolores del pezón que no tienen otros signos o síntomas, o que tienen una irritación obvia y una causa obvia, se pueden tratar en casa. El tratamiento más común es simplemente el tiempo.

Las madres lactantes deben hablar con un especialista en lactancia o con el pediatra del bebé. En algunos casos, el bebé puede tener un frenillo corto, un trozo grueso de tejido adherido a la base de la lengua, que puede impedir que el bebé se enganche correctamente al pezón al amamantar. Si ese no es el caso, el médico puede ayudar con técnicas para mejorar tanto la alimentación como el cuidado del pezón.

Cuando el dolor en el pezón se acompaña de crecimientos, secreción, pezones invertidos o cuando el pezón está caliente al tacto, consulta a tu médico. Si el dolor no tiene una causa obvia y sólo afecta a un pezón, consulta a tu médico.

 

Diagnóstico

Para diagnosticar el dolor en el pezón, el médico realizará una historia clínica y un examen físico.

Primero se descartan las causas traumáticas del dolor en el pezón. Algunas causas son fáciles de determinar, como las quemaduras por fricción, los cambios hormonales o la lactancia materna. Es posible que tu médico tenga que prescribir exámenes como imágenes o biopsias para determinar la causa del dolor en el pezón.

Laboratorios y pruebas

Los exámenes por imágenes y las biopsias son los dos tipos más comunes de exámenes que los médicos podrían pedir para el dolor en el pezón. Los exámenes imagenológicos pueden incluir mamografías o ecografías.

 

Tratamiento

El tiempo es el tratamiento más común para el dolor en el pezón. En la mayoría de los casos traumáticos, el dolor en el pezón se cura por sí solo siempre y cuando se corrija la actividad que condujo a la irritación.

Otros tratamientos dependen de la causa del dolor en el pezón, teniendo que llegar a una reconstrucción mamaria DIEP por ejemplo y pueden requerir que un médico guíe el tratamiento.

Una palabra del Dr. Moltó

El dolor en el pezón es muy común y no es peligroso, especialmente cuando se relaciona con cambios hormonales. Si el dolor es causado por una actividad, toma medidas para evitar esa actividad o averigüe cómo tratar la irritación que está causando.

Comments are closed.