Cirugía de injerto o trasplante capilar

El trasplante de cabello o injerto capilar se basa en el principio de que los cabellos que se mueven de una parte del cuerpo y se implantan en otra parte del cuerpo crecerán durante tanto tiempo como lo habrían hecho en la ubicación del donante.

 

¿Qué es el trasplante de cabello?

Los pelos del cuero cabelludo crecen naturalmente solos o en grupos conocidos como unidades foliculares que contienen de dos a cuatro pelos. Los trasplantes de cabello modernos pueden tener un aspecto extremadamente natural al trasplantar unidades foliculares en lugar de tapones, como se hacía en el pasado.

 

¿Cómo se realiza el procedimiento?

El procedimiento se realiza generalmente bajo anestesia local con o sin sedación y se divide en dos fases:

  • Extracción de los pelos del donante (generalmente de la parte posterior y/o de los lados de la cabeza).
  • Diseño del área receptora e implantación de los injertos.

Las técnicas de extracción: injerto FUE e injerto FUSS

Existen dos métodos comúnmente utilizados para extraer el cabello de los donantes:

  • El método de la tira, que consiste en retirar una parte del cuero cabelludo con pelo (lo que resulta en una cicatriz lineal) y diseccionarlo en unidades foliculares con un aumento.
  • La técnica de extracción de la unidad folicular (FUE) que consiste en el uso de un punzón para extraer las unidades foliculares (resultando en pequeñas cicatrices redondas). Esto se puede hacer manualmente, utilizando punzones automatizados o mediante un robot.

Existen ventajas y desventajas en ambos métodos y algunos individuos son más adecuados para uno método u otro.

 

Diseño del área receptora e implantación de los injertos

doctor realizando la implantación de injertos en la zona a tratar. Injerto capilar Dr. Moltó.Existe una gran variedad de instrumentos utilizados para realizar las zonas receptoras e implantar los injertos, pero el ángulo, la orientación, la densidad y el diseño de la línea del cabello son elementos clave para lograr un resultado estético natural.

En la consulta, el área a ser injertada debe ser acordada con el paciente y se debe determinar la relación receptor/donante.

Hay un número finito de pelos disponibles en el área donante del cuero cabelludo y si el área receptora es muy grande, entonces el área cubierta o la densidad que se puede lograr, puede tener que ser comprometida.

Se pueden llevar a cabo procedimientos adicionales para aumentar la densidad, sin embargo, se debe tener en cuenta la planificación de la posibilidad de una mayor pérdida de cabello.

Los pelos trasplantados suelen tardar de 3 a 4 meses en crecer y pueden pasar de 6 a 9 meses más, dependiendo del peinado y la longitud del pelo de la persona, para poder evaluar el resultado estético del procedimiento.

Los pelos trasplantados pueden seguir mejorando en calidad hasta 18 meses después del procedimiento.

 

¿Quién puede beneficiarse de un trasplante de cabello?

Existen muchas causas de pérdida de cabello (alopecia) y éstas se clasifican comúnmente como alopecia con o sin patrón, subdividida esta última en alopecias con y sin cicatrices.

Los traumatismos, las cirugías y las quemaduras provocan una alopecia cicatricial que a veces puede ser tratada muy eficazmente con un trasplante de cabello.

Algunas afecciones dermatológicas también provocan alopecia con cicatrices y pueden tratarse con un trasplante de cabello si la afección se resuelve por completo.

Algunos tipos de alopecias que no dejan cicatrices se pueden trasplantar, pero la mayoría de los cirujanos de injerto capilar desaconsejarían el trasplante en la afección común alopecia areata.

La pérdida de cabello con patrón masculino y femenino son ejemplos muy comunes de alopecia con patrón.

 

Patrón masculino de pérdida de cabello

La pérdida de cabello con patrón masculino se define como la pérdida de cabello en la parte frontal, superior y/o en la coronilla o el vértice del cuero cabelludo (área no permanente).

La parte posterior y los lados del cuero cabelludo se conservan y por lo general crecen pelos de por vida (área permanente o zona donante “segura”).

La raíz del cabello tiene un ciclo de vida. En términos sencillos, este ciclo consiste en una fase de crecimiento y una fase de reposo. Antes de la caída del cabello, la fase de crecimiento dura hasta siete años y la fase de reposo hasta tres o cuatro meses.

a pérdida genética del cabello hace que las fases del ciclo de vida se inviertan, es decir, la fase de crecimiento se hace cada vez más corta y la fase de reposo más larga. Eventualmente, el cabello crece muy poco o nada.

La causa de la MPHL es la presencia de receptores hormonales en las raíces del cabello de la zona no permanente. No existen tales receptores en el área permanente. Estos receptores atraen la hormona masculina dihidrotestosterona (DHT) que inicia el proceso de pérdida de cabello. El número y la ubicación de estos pelos susceptibles se determina por la genética heredada de ambos padres o de cualquiera de ellos.

 

Patrón femenino de pérdida de cabello

patrones de caída de cabello en mujeres.Normalmente, las mujeres pierden una media de 100 cabellos por día. Afortunadamente, estos pelos son reemplazados.

Sin embargo, cuando estos pelos perdidos no son reemplazados, o cuando la pérdida diaria excede lo normal, la verdadera pérdida de cabello ocurre y puede ser muy angustiante.

La dificultad para lidiar con la pérdida de cabello en las mujeres, es que una serie de condiciones dan como resultado el mismo patrón difuso en el que el cabello por encima de la parte superior y la corona de la cabeza se vuelve más delgado (ocasionalmente, las sienes también retroceden).

A menudo se necesita alguna investigación para aislar primero la verdadera causa antes de decidir si un trasplante de cabello es adecuado.

Un médico o especialista en pérdida de cabello debe hacer un detallado historial médico, de medicamentos y familiar, y por lo general se recomiendan algunos análisis de sangre básicos, como un recuento sanguíneo completo, glucosa, ferritina sérica (reservas de hierro), hormonas tiroideas y, cuando sea pertinente, niveles de hormonas gestacionales.

Se puede indicar una derivación a un dermatólogo (médico especialista en piel) o a un tricólogo (especialista no médico en cabello y cuero cabelludo).

La pérdida de cabello de patrón femenino es el tipo más común de pérdida de cabello que se observa en las mujeres y es una afección hereditaria.

Así como los hombres adquieren la susceptibilidad a la caída del cabello de uno o ambos padres, las mujeres también pueden sufrirlo.

La pérdida de cabello es desencadenada por los andrógenos (hormonas masculinas), por lo que puede ocurrir en cualquier momento a partir de la pubertad, pero se observa con mayor frecuencia después de la menopausia.

Todas las mujeres tienen una pequeña cantidad de hormona masculina y la proporción de hormonas masculinas y femeninas puede aumentar si los niveles de hormonas femeninas disminuyen, como ocurre durante la menopausia.

El trasplante de cabello podría ser beneficioso con esta afección, pero algunas mujeres son más aptas para el tratamiento quirúrgico que otras, y algunos no son candidatos adecuados en absoluto.

 

Alternativas a la cirugía capilar

No todo el mundo es apto para un procedimiento de injerto capilar o desea someterse a una cirugía.

Existen medicamentos tópicos y orales aprobados para la pérdida de cabello que pueden ser discutidos con tu médico o especialista en pérdida de cabello y productos de camuflaje que pueden imitar la apariencia de un cabello más grueso.

Un nivel bajo de luz podría ser beneficioso para aumentar el crecimiento y el calibre del cabello.

Los champús y acondicionadores pueden mejorar la calidad y la salud del cabello, pero no aumentarán el número de cabellos.

El tatuaje de micropigmentación se ha utilizado para producir la apariencia de cabellos, ya sea como rastrojos o mechas, mientras que los sistemas de reemplazo capilar, los postizos y las pelucas pueden dar la ilusión de una cabeza llena de cabello.

Comments are closed.