RINOPLASTIA: OPERACIÓN DE NARIZ

Pocos iconos tan claros tiene la cirugía estética como la operacion de nariz o rinoplastia. Decirte como curiosidad que ya viene representada en papiros egipcios hace mas de cinco mil años.

Como resumen se podría decir que la rinoplastia consiste en una serie de técnicas destinadas a modificar el esqueleto óseo y cartilaginoso de la nariz, para producir cambios a nivel estético y/o funcional.

Aunque los cánones estéticos han variado un poco durante todos estos siglos hay proporciones en la cara que se han mantenido bastante constantes, la que más con diferencia, las que relacionan las proporciones de la pirámide nasal entre sí y con el resto de la cara.

PROPORCIONES DE LA NARIZ “PERFECTA”.

Estas proporciones o reglas físicas que nos permiten decir que nariz es correcta y cual no, se han convertido en una herramienta fundamental a la hora de abordar el planeamiento quirúrgico de una nariz. Básicamente podríamos a grandes rasgos resumirlo así:

La nariz perfecta

La nariz perfecta

El dorso visto de frente tiene que formar dos rectas prácticamente paralelas desde la base de la frente hasta su unión con la punta nasal.

Cuando lo observemos de perfil, tendrá que ser prácticamente recto en un varón y formar una línea de concavidad muy suave en las mujeres.

Debe haber una diferenciación clara entre el dorso y la punta nasal.

Las dos líneas que forman el dorso, tienen que estar alineadas con el eje longitudinal de la cara, ya que de lo contrario tendremos una desviación de tabique o septal que corregiremos en la cirugía.

La punta de la nariz tiene que ser proporcionada con el dorso, y definir unos puntos de luz laterales, los llamados triángulos luminosos , que le dan esa característica propia que asociamos con las narices armónicas.

La base nasal vista desde abajo tiene varias estructuras que nos ayudaran a entender bien la problemática de cada nariz o su corrección.

En resumen podríamos decir que la base tiene que formar una figura mas o menos parecida a un triángulo equilátero, dividido en su mitad por la estructura que denominamos columela y que debe ser recta desde la base hasta su unión en la punta nasal, ya que de lo contrario quedará evidente que puede haber una desviación o mal posición del cartílago.

Al mismo tiempo las narinas deben de ser simétricas y en forma de pera, es decir mas anchas en la base y estrechándose gradualmente a  la punta nasal.

El perfil nasal, debe de ser una el de L, en la que el trazo largo que corresponde al dorso se debe de continuar de forma suave con la frente, y el trazo corto que corresponde a la columela vista de perfil debe de formar un ángulo abierto con el labio superior de entre 100 y 110 grados, dependiendo que sea hombre o mujer.

Anatomía de la nariz

Anatomía de la nariz

Esto es la nariz en reposo, pero la nariz también tiene músculos, que aunque en la especie humana han quedado relegados a un papel muy secundario, si que en algunas ocasiones los deberemos de tener en cuenta ya que nos pueden causar verdaderos disturbios anatómicos.

En general hay tres músculos que tienen una actividad visible en la nariz.

De ellos quirúrgicamente solo solemos actuar en uno.

De arriba a abajo, encontramos los músculos piramidales (naranjas), los músculos trasversos nasales (azul), los músculos dilatadores de las alas nasales (amarillos) y por ultimo, el único sobre el que actuamos quirúrgicamente que es el depresor de la punta nasal (azul).

Este músculo se inserta en el labio y de allí asciende hasta la punta nasal a través de la columela. El resultado es que cada vez que se contrae la punta nasal cae hacia abajo. Normalmente este músculo tiene una acción muy moderada, pero en algunas personas nos podemos encontrar que hace caer la punta a modo de pico de cuervo, incurvándola hacia abajo y produciendo un efecto visual muy desagradable que obliga a su extirpación como mas adelante veremos.

En general un buen candidato para esta cirugía es aquel que:

  • Posee una buena salud física.
  • Desea mejorar la forma de su nariz ya que ésta le causa molestia y preocupación.
  • Tiene expectativas realistas de lo que se puede conseguir con la intervención.
  • Es no fumador o al menos dejará de fumar unos días antes si el cirujano se lo indica.
  • El desarrollo de su rostro se ha completado.
Antes y después de una operacion estética de nariz

Antes y después de una rinoplastia

La rinoplastia, así como cualquier otro procedimiento de cirugía estética, es una elección personal, de forma que la persona que está pensando en someterse a esta intervención, debe tomar la decisión por  sí misma, no para satisfacer los deseos de otra persona o para tratar de adaptarse a un estereotipo de imagen ideal. Es la propia persona la que ha de valorar si los beneficios que logrará coinciden con sus expectativas, así como conocer los riesgos y las posibles complicaciones de rinoplastia que aunque son anecdóticos, el paciente debe conocerlos.

RINOPLASTIA ARMÓNICA: paciente que presenta pequeñas deformidades en la pirámide nasal, estas pueden afectar a:

  1. La punta, en forma de nariz ligeramente redondeada en la punta lo que algunos pacientes definen como “ la bolita”.
  2. Puede haber alteraciones del dorso en forma de discreta giba.
  3. Alteraciones de la punta que está un poco más caída de lo deseado.
  4. Alteraciones de la anchura del dorso que es un poco más ancho de lo deseable.

Las características de estas narices que constituyen una gran parte de las que acuden a nuestro consultorio, es que sus deformidades son pequeñas y variadas, no hay un verdadero signo al que pudiéramos considerar “culpable “de que no sea una nariz bonita. Es la suma de un poco de cada una de ellas la que hace que la percepción visual no sea la adecuada.

La nariz aguileña

La nariz aguileña

RINOPLASTIA DE NARIZ AGUILEÑA:  La  deformidad principal corresponde al dorso que ha crecido exageradamente. Se podría decir que la parte ósea es excesiva y desplaza la punta hacia abajo, el dorso afilado confiere al paciente el aspecto de cuervo. Es una rinoplastia muy agradecida, el manejo óseo es el más fácil y la punta raramente suele presentar alteraciones, únicamente tendremos que rotarla ligeramente hacia arriba.

RINOPLASTIA DE PUNTA BULBOSA: En este tipo de deformidades la patología asienta fundamentalmente en los cartílagos alares o de la punta, que han crecido de forma exagerada, confiriéndole a la nariz un aspecto de payaso. El retornar los cartílagos a su aspecto normal es sencillo , pero requiere el uso de la vía abierta.

También el periodo de adaptación cutánea post rinoplastia es mayor, ya que la piel no se corta, simplemente se deja que se readapte. De otra forma tendríamos cicatrices visibles.

RINOPLASTIA DE PUNTA CUADRADA: En este tipo, la nariz no termina en puta sino mas  bien en una meseta porque las cúpulas de los cartílagos alares no se han unido, hay una diastasas o separación visible entre el lado derecho e izquierdo, además la punta suele presentar una proyección deficiente, lo que hace que haya que usar con frecuencia un poste columelar con cartílago. También requiere de la vía abierta.

NARIZ LARGA:

Esta nariz se caracteriza por ocupar mas de un tercio de la longitud completa de la cara, Todas las maniobras que se realicen tendrán dos objetivos,

  1. la reducción global de las estructuras.
  2. El refuerzo mediante suturas e injertos.

El motivo de esto es que una vez acortadas las estructuras internas la piel sobrara, y dado que no la podemos resecar nos encontraremos con que todo va a tener de nuevo la tendencia a deslizarse hacia abajo, por lo que debemos dejar las estructuras convenientemente reforzadas.

NARIZ ANCHA:

Se produce por un fallo en el cierre de las estructuras en la línea media, en los casos exagerados se pueden formar los denominados colobomas que son defectos importantes del cierre embrionario.

En los casos mas leves, los que acuden a las consultas de cirugía Plástica, se trata simplemente de narices anchas debido a un dorso mas ancho de lo normal. Se pueden corregir perfectamente por la vía cerrada y no requieren el uso de injertos.

NARIZ CORTA:

Este es el gran hándicap de un cirujano plástico.  Son raras en su forma primaria, pero por desgracia muy frecuentes de pacientes que son intervenidos de rinoplastia, generalmente por manos poco “adecuadas”.

El drama es que es muy difícil reponer lo extirpado. Aun así generalmente conseguimos resultados adecuados en su restauración.

La mayoría de las veces son resecciones excesivas de dorso, usamos cartílago del propio paciente machacado y convertido en micro injertos y envueltos en material aglutinante o mas frecuentemente con fascia temporal.

En casos muy graves hemos usado cartílago costal con muy buenos resultados.

NARIZ LABIO LEPORINO:

Durante años en la sanidad publica el Dr Molto fue Cirujano responsable de las deformidades congénitas en el Hospital general de Alicante, fruto de aquellos años de experiencia hemos seguido desarrollarnos en este complejo campo.

Son narices que requieren colgajos de alargamiento y deslizamiento y liberación de muchas estructuras.  Hay que manejarlas con prudencia ya que la mayoría requiere segundos y terceros tiempos.

Cirujanos inexpertos pueden causar secuelas que limitarán las posibilidades posteriores en unos pacientes ya de por si muy complejos.

NARIZ DESVIADA:

Generalmente encontraremos antecedentes traumáticos.

La deformidades se pueden presentar como desviaciones en “C” con la concavidad en el lado donde se recibió el impacto o en “S” si las fracturas de la parte cartilaginosa fueron múltiples.

El marco óseo es difícil de corregir ya que requiere osteotomías asimétricas y a distinta altura. La parte cartilaginosa  es más difícil ya que tiene efecto memoria y a veces obliga a la extracción completa del septum y a la recolocación como injerto libre, si con las técnicas de debilitación convencional no se consigue corregir la curvatura.

La mayoría de las veces se tienen que utilizar injertos que estabilicen el neotabique reconstruido. Los dispositivos tipo lámina de silicona que los ferulizan en el postoperatorio pueden representar alguna ayuda pero en general no tienen mucha utilidad.

Todo lo explicado generalmente hace referencia a narices que son así de forma inicial, es decir que no se han intervenido nunca. Las mismas situaciones nos las podremos encontrar como consecuencia de una intervención anterior, es lo que se denomina:

cirugia de nariz secundaria

Rinoplastia secundaria

 

RINOPLASTIA SECUNDARIA:

En la rinoplastia secundaria nos vamos a encontrar unos defectos que abarcan todo el espectro de posibilidades con una problemática muy característica. Para resumir vamos a decir que es más frecuente encontrar problemas por “sobre-resección” y que son muy difíciles de solucionar. El uso de injertos es obligatorio y la mayoría de las veces encontramos que las zonas donantes primarias están dañadas, por lo que con frecuencia nos tenemos que ir a zonas mas distales como la costilla o la oreja para tener cartílagos de forma y uso adecuado.

La rinoplastia es una cirugía de remodelamiento nasal, que mejora la armonía y las proporciones de la nariz. Puede corregir también alteraciones respiratorias o ventilatorias secundarias a defectos estructurales. Las causas de que una nariz no sea totalmente armónica pueden ser tanto hereditarias o constitucionales, como adquiridas tras traumatismos o cirugías previas.

Cirugía de remodelación nasal

Cirugía de remodelación nasal

¿QUÉ PUEDE MODIFICAR UNA RINOPLASTIA?

La rinoplastia puede cambiar:

  • El tamaño de la nariz en relación al resto de estructuras faciales.
  • La anchura de la nariz a nivel del puente.
  • El tamaño y posición de las fosas nasales, ya sean grandes, anchas o malposicionadas.
  • El perfil nasal, que en ocasiones presenta gibas o depresiones en el puente nasal.
  • La punta, ya sea grande, bulbosa, caída, respingona o en forma de garfio.
  • Las asimetrías nasales.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la cara de cualquier persona presenta cierto grado de asimetría y que los resultados pueden no alcanzar la simetría perfecta, aunque sí una armonía entre las distintas estructuras faciales y unas correctas proporciones.

 

Desviación de septum y rinoplastia:

En muchas ocasiones, la rinoplastia además de obtener resultados estéticos, consigue mejoras funcionales importantes. Cuando se realiza una rinoplastia para mejorar una obstrucción de la vía aérea, se requiere una evaluación cuidadosa de las estructuras nasales, que van a influenciar tanto el paso del aire como la ventilación. Generalmente, una desviación septal, o dicho de otro modo, la incorrecta alineación del cartílago que separa ambas fosas nasales, constituye una de las causas más comunes de alteración respiratoria. Su corrección se consigue ajustando las diferentes estructuras nasales hasta conseguir un mejor alineamiento.

La nariz tiene una estructura relativamente simple, está formada por un armazón sólido, formado por hueso y cartílago y una cobertura cutánea formada por piel y músculos, todo ello levantado desde dentro por una estructura tipo poste que es el tabique.

La primera visita con el cirujano:

El éxito de la rinoplastia y la seguridad del procedimiento dependen mucho de la sinceridad de las respuestas del paciente durante la consulta. Se le harán varias preguntas acerca de su salud y de lo que desea conseguir.

Durante la consulta se comentarán:

  • Los objetivos quirúrgicos, las expectativas y el resultado que desea obtener.
  • Los antecedentes médicos, enfermedades que padece y alergias, tanto a medicamentos como otros componentes.
  • El uso de medicamentos, vitaminas, suplementos de herboristería, el alcohol, el tabaco y drogas.
  • Las cirugías previas.
  • Se evaluará el estado de salud general del paciente.
  • Se tomarán fotografías para la historia clínica.
  • Examen antropométrico facial y relación entre las diferentes estructuras.
  • Se analizarán las diferentes opciones o técnicas de rinoplastia, y se recomendará un tratamiento a seguir para conseguir los objetivos del paciente.
  • Se analizarán también otras alternativas quirúrgicas y no quirúrgicas, así como los resultados previsibles de la rinoplastia y los riesgos y complicaciones potenciales.

Es importante que el paciente realice preguntas acerca de las dudas que le hayan podido surgir. En ocasiones resulta muy útil preparar una lista de dudas dirigidas al cirujano y llevarla a la consulta para comentarlas con el doctor.

Entender todos los aspectos relativos a la intervención es esencial para afrontar de una mejor manera la intervención. Es normal sentir estrés o ansiedad anticipatorio previo a la intervención o al cambio en su aspecto físico, nuestro consejo es que una vez hayas concretado con el doctor Moltó el aspecto de tu nueva nariz tras la cirugía, te relajes y confíes en sus manos expertas.

El preoperatorio:

En la preparación para la cirugía de remodelación nasal, o rinoplastia, pueden ser necesarios:

  • Realizar un análisis de laboratorio o una evaluación médica.
  • Dejar de tomar ciertos medicamentos o ajustar sus medicamentos actuales.
  • Dejar de fumar unos días antes si el doctor Moltó así lo aconseja.
  • Evitar tomar aspirinas, medicamentos antiinflamatorios y suplementos de hierbas, ya que pueden aumentar el riesgo de sangrado.

Recibirá instrucciones específicas acerca de:

  • Qué hacer la noche previa y la mañana de la cirugía; el tipo de anestesia utilizado durante la rinoplastia, el cuidado postoperatorio y el seguimiento.
  • El lugar de realización de la intervención.
  • Es recomendable que alguien le acompañe a la intervención, que se quede con usted la primera noche tras la intervención y que le lleve a casa ya que no podrá conducir.

Por ultimo, en esta entrevista comentaremos contigo los consentimientos informados que te hayamos entregado, por si tienes aun alguna duda que te pueda generar alguna inquietud.

En la clínica Dr Moltó hemos preferido usar el documento oficial que se consensuó y elaboró desde la SECPRE, a fin de garantizar a nuestros pacientes un nivel de calidad mínimo exigible por dicha sociedad en cuanto a la información que se le aporta al paciente. Aunque te lo entregaremos en mano, el documento lo puedes consultar también escaneado en el siguiente apartado:

Recomendaciones prequirúrgicas:

  • Acuda a la Clínica Quirón o 9 de Octubre con tiempo suficiente para realizar su ingreso y comenzar así su cirugía a la hora que le hayamos indicado.
  • Recuerde que debe estar en AYUNAS DURANTE LAS SEIS HORAS PREVIAS. Éstas ayunas incluyen tanto alimentos sólidos como líquidos (agua).
  • Es recomendable suspender el consumo de TABACO, unos días antes si el doctor Moltó así lo aconseja antes de la cirugía. Esta recomendación es especialmente importante en aquellas cirugías en los que la vascularización cutánea juega un papel vital.
  • Durante la semana previa a la cirugía NO debe consumir aspirinas o cualquier otro medicamento que contenga alguna sustancia antiagregante ya que ello es una causa importante de sangrado post-quirúrgico, con las importantes repercusiones que esto conlleva: hematomas, hemorragias, necesidad de transfundir sangre o derivados. Tampoco son recomendables el consumo de Ibuprofeno o Enantyum. En caso de haberlos consumido, informa al equipo medico.
  • Acuda a la clínica provisto de la carta de ingreso y carta para la enfermera de planta que se le habrá entregado en la consulta.
  • No olvide su documento identificativo: DNI.
  • No traiga joyas u objetos de valor.
  • Si utilizas lentillas, audífonos u otro tipo de prótesis informe nada más ingresar a la enfermera de planta y al equipo medico quirúrgico a la primera oportunidad que tenga.
  • Recuerde traer una bolsa de aseo con sus efectos personales. Calcetines, unas zapatillas y ropa cómoda.
  • Acuda duchado, con el pelo limpio y preferiblemente recogido, sin esmalte de uñas (si es portadora de uñas de porcelana consúltelo antes).
  • Si ocurre algún problema al respecto del cumplimiento de las normas anteriores, NO SE PREOCUPE, COMUNÍQUELO, cuanto antes a algún miembro del equipo de Dr Moltó y verá como se encuentra solución a su problema o aplazaremos la intervención sin ningún tipo de impedimento. SU SALUD Y SEGURIDAD SON NUESTRA MAYOR PREOCUPACIÓN.
  • Si quiere ponerse en contacto con alguno de nosotros para comentarnos cualquier duda que le pudiera surgir previo a la cirugía puede hacerlo a llamando al 625057489.
  • Es imprescindible que acuda a quirófano acompañado por algún familiar o amigo. Su acompañante le esperará en la habitación dado que en el momento termine la cirugía nos pondremos en contacto con él para comunicarle que ya hemos finalizado. Durante el rato inmediato a esta, permanecerá en el despertar y posteriormente cuando el Doctor o Anestesista lo considere oportuno, le llevarán a la habitación en donde deben estar esperándole.

El procedimiento quirúrgico.

Procedimiento quirúrgico de cirugía de nariz

Procedimiento quirúrgico de cirugía de nariz

La cirugía de rinoplastia incluye los siguientes pasos:

  1. Anestesia.

La medicación anestésica se administra para mantener el bienestar del paciente durante el procedimiento quirúrgico. Entre las opciones se incluyen sedación intravenosa o anestesia general. El cirujano le recomendará la mejor opción para su caso en concreto.

  1. Incisión.

La rinoplastia se puede realizar en la mayoría de los casos mediante el procedimiento cerrado (las incisiones se esconden dentro de la nariz) o mediante el procedimiento abierto (se realiza una incisión a través de la columela, la banda fina de tejidos que separa ambas fosas nasales).

A través de estas incisiones, se separan con suavidad los tejidos blandos que sirven de cobertura a la nariz, permitiendo el acceso a los elementos estructurales que serán el objetivo de nuestra remodelación.

  1. Remodelación de la estructura nasal.

En función de cada caso en particular, pueden ser precisos procedimientos de reducción o aumento de estructuras. En una nariz más grande de lo habitual se realizarán maniobras de reducción eliminando hueso o cartílago de la estructura, mientras que en el caso contrario se pueden necesitar técnicas de aumento mediante la adición de injertos de cartílago,  procedente de otras partes del cuerpo. En general, el cartílago procede del septum o tabique nasal, aunque en ocasiones puede ser necesario tomar cartílago de la oreja, o más raramente cartílago costal.

Por otro lado, puede ser necesario la realización de pequeñas fracturas en los huesos nasales (osteotomías externas) a fin de reducir la anchura a nivel del puente nasal.

  1. Corrección de la desviación septal.

Si el septum o tabique está desviado, puede ser enderezado, reduciendo así las proyecciones dentro de la nariz para mejorar la respiración.

  1. Cierre de la incisión.

Una vez se remodelan las estructuras subyacentes de la nariz hasta obtener la forma deseada, se reacomoda la piel y los tejidos nasales y se cierran las incisiones. En algunas ocasiones se pueden realizar incisiones adicionales a nivel de las crestas naturales sobre los alares, para conseguir modificar el tamaño de las fosas nasales.

  1. Férula postoperatoria.

Al finalizar la intervención, se coloca un taponamiento de gasas y una férula termoplástica para mantener y soportar la nueva estructura nasal, mientras los tejidos comienzan a cicatrizar. El taponamiento se mantiene durante 48 horas y la férula durante aproximadamente una semana y diez días.

Aunque la inflamación inicial cede a las pocas semanas y el resultado puede apreciarse, la reabsorción de todo el edema y la cicatrización de los tejidos nasales duran meses e incluso un año, es por ello que en ocasiones no se podrá valorar el contorno y forma nasal definitivas hasta pasado un tiempo del postoperatorio. Durante este periodo tienen lugar cambios graduales en la apariencia de la nariz, hasta que va tomando forma un resultado más permanente; la inflamación puede ser fluctuante e incluso ser más evidente por la mañana. Una vez pasado el periodo del año, los resultados son casi siempre permanentes, aunque en raras ocasiones, el cartílago puede seguir cambiando de forma y alterar los tejidos circundantes, lo que afectaría el resultado final con el tiempo.

Resultado de la intervención

Resultado de la intervención

 

Durante el postoperatorio inmediato se le explicará como cuidar la zona intervenida, qué pomadas puede aplicarse y qué medicamentos debe tomar cuando sean necesarios además de qué factores debe tener en cuenta en relación con la zona operada y en relación a su salud en general. Además de informar de  cuándo volver a la consulta del doctor Moltó para seguimiento, así como la previsión de visitas. Una vez de vuelta a casa, si experimenta cualquier síntoma anómalo no dude en informarnos llamando a nuestro número de teléfono de atención al paciente disponible 24 horas.

Es importante seguir en todo momento las instrucciones del doctor Moltó, es la clave del éxito de la intervención.

Las incisiones realizadas no se han de exponer a fuerzas excesivas, tirones, abrasiones o movimientos durante el período de curación para promover la cicatrización más favorable posible.

Es importante que formule al doctor Moltó todas las preguntas que se le planteen acerca de su periodo de recuperación.

La nariz clave en la estética facial

La nariz clave en la estética facial

La decisión de someterse a una intervención de estética es extremadamente personal. Cada persona ha de decidir si los beneficios esperados alcanzan sus expectativas, y si los riesgos y potenciales complicaciones son aceptables.

El cirujano plástico explicará detalladamente los riesgos asociados con la cirugía, y se le pedirá al paciente que firme un consentimiento informado, para garantizar que comprende globalmente el procedimiento.

¿Qué riesgos tiene la rinoplastia?

Entre los riesgos de la rinoplastia, se encuentran los siguientes: riesgo de complicaciones anestésicas, sangrado o hematoma por ruptura de pequeños vasos de la nariz, infección, anomalías en la cicatrización, dehiscencia de herida quirúrgica, alteraciones en la sensibilidad (dolor, adormecimiento…), perforación del septum nasal (pese a que es una complicación rara, es posible, y haría necesaria una nueva intervención quirúrgica para reparar el septum, aunque en ocasiones el defecto es permanente), alteraciones en la respiración, una apariencia nasal no satisfactoria, asimetría nasal, inflamación, edema nasal y alteraciones en la coloración, irregularidades en el contorno de la piel,  extrusión de suturas a través de la piel de tal manera que fueran visibles o provocaran una irritación, posibilidad de una cirugía de revisión. En cirugías de una duración larga, podrían surgir complicaciones cardíacas y/o pulmonares, que se podrían deber a la formación de coágulos de sangre en el sistema venoso (trombosis venosa).

Todos estos riesgos han de ser comentados antes de firmar el consentimiento informado, por lo que es importante que el paciente haga todas las preguntas que estime necesarias al cirujano plástico.

¿Necesito operarme de nuevo en el futuro?

El ejercicio  de la medicina y cirugía no es una ciencia exacta, ya que aunque se anticipen buenos resultados, no hay garantías. En casos puntuales, no es posible obtener resultados óptimos con una sola cirugía y puede requerirse otra intervención para lograr el resultado estético deseado.

¿Mi seguro cubre esta cirugía?

La mayoría de seguros de salud no cubre la cirugía estética de nariz o sus complicaciones. Sin embargo, cuando la cirugía de la nariz se realiza con el fin de mejorar la función respiratoria, se la considera cirugía reconstructiva y puede ver reducido su coste final . Esto requiere un examen detallado para verificar la causa de su dificultad respiratoria y una autorización previa.

Concierta una cita con el doctor Moltó y consulta si es tu caso.

¿Dónde me llevarán cuando termine la cirugía?

Tras la cirugía, permanecerás en la habitación que habremos contratado en el hospital que corresponda según la fecha elegida o tu preferencia
(Quirón o 9 de Octubre).

El doctor Moltó te entregará un documento con las pautas a seguir en casa, recomendaciones y un teléfono de apoyo al paciente en el que podrás llamar en cualquier momento del día si lo necesitas.

¿Qué medicamentos me recetarán después de la cirugía?

Tras la cirugía, el doctor Moltó te indicará la medicación que debes tomar en casa hasta que vuelva a valorarte en la clínica pasadas 24 o 48 horas.  En la mayoría de los casos el doctor prescribe antibiótico y analgésico en caso de que el paciente tenga dolor aunque la rinoplastia no es una cirugía que refiera dolor en nuestros pacientes.

¿Llevaré férula tras la intervención?

Sí, durante una semana aproximadamente.

¿Cuándo podré retomar mis actividades habituales, conducir, trabajar o hacer ejercicio?

La rinoplastia no es una cirugía dolorosa pero igualmente se recomienda guardar reposo al menos 48 horas tras la intervención para evitar un posible golpe. Después, el paciente podrá pasear y realizar cualquier actividad habitual excepto deporte, para ello deberá esperar a que el doctor Moltó le de el visto bueno para  retomar su actividad deportiva.

Podrás usar gafas de sol o de vista cuando el doctor te lo recomiende, puedes consultarlo en cualquiera de las revisiones o llamado al teléfono de atención al paciente.

Pueden aparecer ciertos hematomas en la zona de los ojos que desaparecerán progresivamente pasados unos días.

¿Cuanto cuesta una Rinoplastia?

Los costes pueden variar ampliamente dependiendo de varios factores, entre ellos la experiencia, renombre y prestigio del cirujano, el tipo de procedimiento realizado y la ubicación geográfica de la consulta y el hospital donde se realiza la intervención.

En la Clínica Dr. Moltó contamos con presupuestos muy competitivos y además disponemos de planes de financiación con las principales entidades financieras, si el paciente lo necesitase. Lo detallaremos en la consulta gratuita que puedes solicitar en este momento si lo deseas.

En el presupuesto de la intervención que elaboramos en la primera visita, se incluyen los siguientes conceptos: coste del ingreso y utilización de quirófanos en el hospital, las pruebas médicas necesarias, las férulas y/o vendajes postoperatorios, las prescripciones de fármacos, los honorarios del cirujano,honorarios de anestesia,  las curas, visitas de seguimiento y revisiones. Se trata de un presupuesto cerrado, con todo incluido para mayor comodidad de nuestros pacientes.

Al elegir un cirujano plástico, es importante en primer lugar que esté acreditado para una cirugía estética de nariz (se puede consultar online la lista de Cirujanos Miembros Numerarios de la Sociedad Española de Cirugía plástica “SECPRE”), y el paciente ha de recordar que tanto la experiencia del cirujano, como tu comodidad y confianza en él son tan importantes como el precio final de la cirugía.

Rinoplastia Valencia precio operacion de nariz: el precio de una rinoplastia o cirugía estética de la nariz, va a depender de una serie de factores entre los que podemos mencionar los siguientes: honorarios de anestesia, coste del alquiler del quirófano, la técnica empleada o tipo de rinoplastia que sea necesaria en tu caso para conseguir la el resultado que deseas, las pruebas médicas, el material quirúrgico, las recetas para medicamentos, los honorarios del cirujano, las visitas de seguimiento, tiempo de hospitalización…

Cuando tu como paciente nos preguntas antes de la primera consulta cual es el precio de una cirugía estética de la nariz o rinoplastia, debes de tener en cuenta que como cirujano plástico, para nosotros lo más importante es tu salud y que además, el precio depende de las características personales de cada paciente.

Por lo tanto, no vamos a poder ofrecerte un precio por anticipado sin que antes hayamos realizado una primera consulta, en la que realizamos una valoración sobre las características, necesidades y resultados que desea obtener el paciente. Debes saber que en el precio final influyen determinadas características según la técnica a utilizar, el tiempo de permanencia en el quirófano, el tipo y tiempo de permanencia de ingreso hospitalario…

Puedes ver nuestras condiciones de financiación para los tratamientos de medicina y cirugía estética.