Cómo cuidarse después de un aumento de pecho

Cómo cuidarse después de un aumento de pecho

Cómo cuidarse tras un aumento de pecho

Cualquier tipo de cirugía supone seguir una serie de recomendaciones tras la intervención, y el aumento de pecho no es una excepción.

Algunas mujeres temen este momento, pero no tienes nada de que preocuparte, es un postoperatorio relativamente sencillo, pero piensa que tu cuerpo sufre un ligero estrés tras una cirugía de aumento de pecho, sobretodo si se colocan prótesis, por eso es importante que tengas varias cosas en cuenta tras una mamoplastia de aumento:

 

LOS DOLORES Y MOLESTIAS
Una de las mayores preocupaciones para las pacientes es el dolor que puede surgir después de una operación de aumento de pecho, sobretodo si las prótesis han sido colocadas por detrás del músculo, pero no tienes de que preocuparte, ya que gracias a los analgésicos las molestias son leves.

Puede que notes una sensación de tirantez, ya que la piel ha sido estirada, es completamente normal y la molestia desaparecerá a los pocos días. También pueden aparecer picores y escozores, que se pueden evitar manteniendo la piel correctamente hidratada.
Algunas pacientes experimentan algo de hormigueo o entumecimiento, o una sensibilidad en sus pezones, senos y cicatrices después de la cirugía. Algo completamente normal y desaparece a las pocas semanas del procedimiento.
Además, no te preocupes si escuchas una sensación de chapoteo o crepitación debajo de la piel o alrededor de los senos. Esto es el aire, que puede quedar atrapado en el bolsillo del pecho durante la cirugía, por normal general se disuelve en pocos días.
También puedes experimentar hinchazón y moratones temporales después de la intervención de mamoplastia de aumento con prótesis mamarias, los cuales probablemente disminuirán al paso de los días.

 

LA HINCHAZÓN
A veces las pacientes se asustan cuando ven que durante los primeros días tienen el pecho inflamado y más alto de lo normal, ¡no te preocupes, es normal! poco a poco la inflamación desparece y las mamas se van colocando en su sitio.

 

EL REPOSO
Aunque te encuentres bien y no tengas dolor, tienes que ser consciente de que acabas de pasar por una intervención. Por eso, guardar el reposo necesario durante los primeros días es fundamental para una buena recuperación.

Durante las dos primeras semanas realiza un descanso relativo, es decir, evita esfuerzos y movimientos rápidos y amplios, puedes caminar de forma suave, pero no podrás cargar peso o hacer deporte.

Lo aconsejable es ir incorporando de manera progresiva las distintas actividades que forma parte del día a día e incorporarse poco a poco al ritmo normal.

 

LA BAJA
Lo recomendable es coger una semana de baja tras una operación de aumento de pecho. Aunque este período dependerá de la actividad profesional a la que te dediques.

El doctor Moltó te recomendará los plazos de reposo y de vuelta a la normalidad.

En caso de necesitar un informe para tu médico de cabecera, no dudes en pedírnoslo, te lo haremos llegar encantados.

 

EL SUJETADOR
Deberás llevar un sujetador quirúrgico suave o deportivo las 24h del día tras la intervención. Esto ayudará a la correcta evolución de tus pechos y a que las prótesis caigan de manera natural.

Después del postoperatorio inmediatio puedes hablar con el doctor, o cualquier persona del equipo, sobre otros estilos alternativos

 

LA ROPA
Después de la operación es recomendable utilizar camisas y chaquetas con botones y cremallera para evitar un sobreesfuerzo prematuro y estar más cómoda.

 

LOS MEDICAMENTOS
Podrás tomar medicamentos para el dolor con o después de las comidas. El doctor Moltó te recomendará el uso de analgésicos y antibióticos si lo considera necesario. Te hará entrega de las recetas junto al informe de alta a tu salida del hospital.
Pero no te automediques, ya que algunos medicamentos pueden ser perjudiciales para tu recuperación, como las aspirinas y antiinflamatorios que afectan a la coagulación de la sangre.

 

DORMIR
Lo recomendable tras este tipo de intervención es dormir boca arriba lo más erguida posible y en una posición elevada durante aproximadamente 6 semanas después de la operación. Esta posición ayuda a reducir la hinchazón y evita el riesgo de que el implante se mueva antes de la cicatrización.

 

EL CONTROL MÉDICO
Como ya sabrás, las revisiones médicas tras el postoperatio son muy imporantes para asegurar una correcta evolución. Estas revisiones se suelen realizar a los 3, 6 y 12 meses, yal año el doctor te dará el alta médica definitiva. Eso sí, tras el año es importante que te realices un control de las prótesis para comprobar que sigan en perfecto estado. Te realizaremos ecografías anuales si es necesario.

 

EL DEPORTE
Podrás mover los brazos desde el primer momento, aunque puede que sufras molestias, pero debes hacerlo de forma suave, sin movimientos bruscos y evitando levantarlos.

Poco a poco irás volviendo a tu rutina normal, pero no podrás realizar deporte que implique un movimiento importante de brazos hasta pasado un mes de la intervención.

Pregunta al doctor para seguir sus indicaciones en tu caso.

 

LA CICATRIZ Y LOS PUNTOS
Para tratar la cicatriz y que se note lo menos posible, cuando acudas a las curas la limpiaremos con antisépticos y deberás mantenerla tapada para evitar su hipertrofia. También se pueden usar parches que la dejen plana y evitan la formación de queloides.

Además no se debe exponer al sol la cicatriz directamente, por lo menos hasta que no pasa un año de la intervención, para evitar la pigmentación.

Es importante que sepas que tus puntos de sutura son internos y después de un par de semanas después de la cirugía, se disolverán. Si se sale una puntada ¡no tires de ella!, ponte en contacto con nosotros para que el doctor lo retire. Si apareciera alguna pequeña costra tampoco la toques, ella sola desaparecerá y es importante que no intentes quitarla.

 

EL BAÑO
Podrás ducharte a las 24h de la intervención, pero debes asegurarte de no mojar en exceso la zona operada y de secar completamente la zona ayudándote con el secador con aire frío.
Además se recomienda evitar sumergir la herida en agua hasta que el doctor te de el visto bueno.

 

El doctor Moltó te hará entrega, junto al informe de alta, de su número de teléfono y todas las pautas que deberás seguir en casa, cuando vaya personalmente a darte el alta hospitalaria al día siguiente de tu cirugía.

Además, recuerda que siempre tendrás los teléfonos de la clínica disponibles para cualquier consulta sobre tu postoperatorio. Si tienes dudas sobre si puedes o no hacer algo, lo mejor es que nos consultes antes para evitar complicaciones innecesarias.

Comments are closed.