¿Cómo eliminar las cicatrices después de la Abdominoplastia?

eliminar cicatrices abdominoplastia

La forma en que tu piel cicatriza después de la cirugía depende en gran medida de la habilidad de tu cirujano, tu genética y cómo cuidas la cicatriz después del procedimiento”.

Eliminar las cicatrices tras la abdominoplastia

Eliminar la cicatriz tras la abdominoplastia es uno de los objetivos tanto del paciente como del cirujano plástico. La satisfacción del paciente con los resultados finales depende del resultado estético final, el cual puede verse afectado por una cicatriz demasiado aparente.

No es posible una abdominoplastia sin cicatriz. Todas las cirugías de abdomen, incluida la abdominoplastia con marcación abdominal, abdominoplastia con hernias umbilicales…. dejan cicatrices a lo largo de la(s) línea(s) de incisión.

La cicatrización es la respuesta natural del cuerpo a una herida.

Puedes ver la apariencia de las cicatrices (no son del mismo paciente) pasado un determinado tiempo después de la intervención.

La abdominoplastia suele incluir dos incisiones: una en la parte inferior del abdomen y otra alrededor del ombligo.

  • Es importante entender que la incisión abdominal se coloca muy abajo en el abdomen, justo por encima de la línea del vello púbico. Las cicatrices resultantes son lo suficientemente bajas como para quedar ocultas bajo la parte inferior del traje de baño o la ropa interior.
  • La incisión del ombligo puede realizarse dentro de los pliegues naturales de la piel. Por naturaleza, las cicatrices son menos visibles en esta zona.

Tanto el abultamiento tras la abdominoplastia que va despareciendo poco a poco, como las cicatrices pueden ser bastante notorias hasta un año después del procedimiento.

Las cicatrices en los tipos de piel más claros generalmente se vuelven rosadas primero y luego se desvanecen hasta convertirse en una línea blanca y delgada.

Los tipos de piel más oscura se pueden curar viéndose la piel oscura y pigmentada al principio y luego aclararse con el tiempo.

Sin embargo, hay otros elementos que afectan a la forma en que se desvanecen las cicatrices: algunos pacientes son simplemente propensos a tener cicatrices hipertróficas o queloides notables debido a su genética, tono o calidad de la piel. Los fumadores pueden presentar cicatrices más visibles que los no fumadores.

Aunque esta cicatriz nunca desaparecerá por completo, estas son algunas de las opciones de tratamientos más efectivas para minimizar su apariencia.

Una nota final: casi todos los pacientes están contentos de cambiar un contorno y una forma abdominal mejorados por las cicatrices.

Cuando te plantees la posibilidad de someterte a una abdominoplastia, pregúntate qué te merece más la pena:

¿una forma corporal más bella o unas cicatrices que pueden ocultarse fácilmente bajo una braga o un bikini?

¿Cómo eliminar o disimular la cicatriz después de la abdominoplastia?

Cubrir la incisión con steri-strips

Por lo general, cerramos las incisiones de la abdominoplastia con suturas solubles colocadas debajo de la piel. Luego cubrimos la incisión con steri-strips/cinta de papel, que protege la incisión y minimiza la tensión.

Se ha demostrado que la ligera presión de la cinta contra la incisión también ayuda a minimizar las cicatrices.

A menudo tenemos pacientes que continúan colocando cinta adhesiva en la incisión durante unas 6 semanas; cambiando la cinta cada 5-7 días.

Utilizar cremas y tópicos para atenuar cicatrices

Hay muchas cremas para cicatrices en el mercado. Ninguna de ellas es una cura milagrosa para las cicatrices, pero, sin embargo, pueden ser útiles para minimizar una cicatriz.

La opción más simple es usar una crema humectante con vitamina E.

Algunas de las cremas más avanzadas contienen silicona y algunas tienen hidroquinona u otros agentes aclaradores de la piel para suprimir la actividad de las células pigmentarias.

Por lo general, no recomendamos usar estas cremas hasta aproximadamente 6 semanas después de la cirugía.

Tratamientos basados ​​en láser y luz

La apariencia de tu cicatriz de abdominoplastia un año después de la cirugía es, muy probablemente, cómo permanecerá sin la ayuda de tratamientos adicionales.

Aquí es cuando puedes comenzar a explorar opciones como láseres de rejuvenecimiento o tratamientos basados ​​en luz intensa para extraer cualquier pigmento de la cicatriz o atenuar el enrojecimiento residual.

  • Los tratamientos de rejuvenecimiento con láser fraccional pueden hacer que las cicatrices sean menos notorias al suavizar su textura.
  • Los tratamientos basados ​​en luz como BBL (Broadband Light) se enfocan hacía las células pigmentarias más oscuras, lo que puede aclarar la coloración de una cicatriz y reducir el enrojecimiento.

En algunos casos, ambos tratamientos pueden ser beneficiosos, pero es importante darte cuenta de que necesitarás múltiples tratamientos para ver una mejora significativa.

Terapia de inducción de colágeno con microagujas

Los dispositivos de microagujas, comoSkinPen, usan agujas diminutas de grado quirúrgico para crear miles demicrolesiones en la piel.

A su vez, esto estimula la producción de colágeno y elastina de la piel, y cicatriza de manera más firme y suave.

Este tratamiento puede ser especialmente beneficioso para las cicatrices que se curaron de manera desigual.

Una serie de tratamientos con microagujas puede dar como resultado una cicatriz suave y plana después de una abdominoplastia que se funde muy bien con la piel circundante.

Tatuajes para disimular las cicatrices

Hay pacientes que finalmente optan por cubrir su cicatriz de abdominoplastia con un tatuaje.

Obviamente, esto no es para todos, pero debido a que la cicatriz se encuentra tan abajo en el abdomen, con el tatuaje se puede cubrir fácilmente.

Si decides hacerte un tatuaje, deberás esperar hasta que tu cicatriz esté completamente curada, alrededor de un año.

En los últimos años, la industria de la cosmética permanente ha comenzado a ofrecer opciones para disimular las cicatrices quirúrgicas.

Esta técnica implica que tu tatuador use una tinta de color carne que se asemeje mucho a la piel que rodea tu cicatriz y esencialmente lo que realiza es un «relleno» de tu cicatriz.

Es crucial no solo que acudas a un tatuador de confianza para este tratamiento, sino también evitar broncear la piel cerca de la cicatriz, ya que la cicatriz no logrará el bronceado de la piel circundante.

Un cirujano experimentado como el Dr. Moltó, evitará que la incisión sea demasiado alta, y se esforzará por hacerla lo más pequeña y simétrica posible sin sacrificar los resultados.