Diferencias entre bótox y ácido hialurónico

Diferencias entre bótox y ácido hialurónico

Diferencias entre bótox y ácido hialurónico.

Son muchos los pacientes que acuden a nuestras Clínicas Dr. Moltó en busca del mejor tratamiento medico-estético que logre rejuvenecer el aspecto de su piel. La pregunta más frecuente: ¿Cuáles son las diferencias entre bótox y ácido hialurónico?, ¿cómo saber qué técnica es más adecuada?

Cuando se trata de recuperar la firmeza y elasticidad de la piel, o eliminar las arrugas, ambos tratamientos se han convertido en los ‘reyes’ de la medicina estética más popular. Sin embargo, según datos de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), hasta un 40% de los españoles no conocen las diferencias entre bótox y ácido hialurónico.

Para que tú no tengas dudas, hoy en nuestro blog te explicaremos qué son, en qué se diferencian y para qué sirven estas dos técnicas tan extendidas.

 

Bótox o ácido hialurónico: cómo elegir el más adecuado

Qué es y cómo funciona

  • El bótox es, sin duda, el tratamiento líder en medicina estética para eliminar y prevenir la aparición de arrugas y líneas de expresión del rostro. Se trata de un compuesto llamado toxina botulínica que se aplica mediante microinyecciones mínimamente invasivas en aquellas zonas a tratar.

Esta toxina actúa relajando los músculos del rostro que se contraen de forma natural cuando nos expresamos, reímos o lloramos. Al evitar esta contracción muscular, logramos que la arruga no aparezca.

  • El ácido hialurónico es una sustancia producida de forma natural por nuestro organismo y que se encuentra, sobre todo, en las zonas más superficiales de la piel para aportar hidratación y volumen. Con el paso de los años, esta sustancia se pierde, y nuestro organismo pierde su capacidad para reponerla de forma natural.

Los rellenos de ácido hialurónico consisten en un gel que se aplica mediante microinyecciones y que logran reponer el volumen perdido por el paso de los años, así como remodelar formas y contornos, y rellenar las arrugas más profundas..

Zonas dónde puede aplicarse.

  • Bótox: se aplica en el tercio superior del rostro, como las famosas patas de gallo, las arrugas de la frente y el entrecejo.
  • Ácido hialurónico: es efectivo en las zonas inferiores del rostro, aplicándose para aportar volumen a labios, mentón y pómulos, reducir la depresión que forma la ojera, y para eliminar esas pequeñas arruguitas que aparecen en las comisuras del labio superior. También puede aplicarse en la zona del cuello y el escote.

A qué edad se aplica.

  • Bótox: No existe una edad ideal para aplicar bótox, sino que cualquier persona puede optar por este tratamiento, siempre y cuando el médico especialista considere que es la mejor opción. Además, al ser un tratamiento preventivo, impide que aparezcan más arrugas cuando la musculatura está en reposo.
  • Ácido hialurónico: como el bótox, tampoco existe una edad específica para aplicar los rellenos faciales. Sin embargo, es más frecuente utilizarlo en personas de edad más avanzada, cuando el paso de los años ha provocado el envejecimiento natural de ciertas zonas de nuestro rostro.

En estos casos, el ácido hialurónico devuelve los niveles de hidratación perdidos, aportando luminosidad y vitalidad al rostro.

Efectos visibles y duración.

  • Bótox: Las microinyecciones de la toxina botulínica logran efectos visibles a partir de las 72 horas desde su aplicación. Atenúa las arrugas, y hace que nuestros pacientes no solo vean su piel más joven y descansada, sino que mejoren su autoestima y su seguridad en sí mismos. Su efecto dura entre 3 a 6 meses.
  • Ácido hialurónico: A diferencia del bótox, los resultados de los rellenos faciales son visibles desde la primera aplicación. Zonas como los labios o los pómulos recuperan su volumen natural; otras, como el famoso ‘código de barras’, desaparece sin que el paciente pierda su expresividad natural. Su efecto dura entre 6 y 12 meses.

A la hora de recomendar ambos tratamientos, la prioridad de nuestros profesionales en Clínicas Dr. Moltó es, en todos los casos, garantizar resultados naturales. Y para ello, tanto el bótox como el ácido hialurónico pueden ser la clave del éxito.

 

Bótox y ácido hialurónico en Clínicas Dr. Moltó

Lo primero que nuestros profesionales valoran a la hora de elegir entre bótox o ácido hialurónico, es analizar de manera personalizada cómo es la piel de cada paciente, las necesidades y características de la zona a tratar, así como la morfología de su rostro.

Con este primer diagnóstico previo, conseguimos que cada paciente obtenga resultados naturales, y armónicos con la fisonomía natural de su rostro, ya sea mediante bótox o ácido hialurónico.

Porque no se trata de eliminar las arrugas para restar años, sino de mejorar tu estética facial, tu salud y autoestima para que, sea cual sea tu edad, te sientas -y te veas- bien.

Si estás buscando el mejor tratamiento de bótox o ácido hialurónico en Valencia, llámanos sin compromiso y pide tu primera consulta gratuita en Clínicas Dr. Moltó de Valencia y Gandía. Nuestros profesionales te asesorarán personalmente y te indicarán cuál de los dos tratamientos es el más indicado para ti.  ¡Te esperamos!

Comments are closed.