Mommy makeover… O cómo recuperar tu mejor figura tras el embarazo.

FAQ sobre cirugía de nariz
Preguntas frecuentes sobre la rinoplastia
5 febrero, 2018
Mujer deportista, cuando empezar a hacer ejercicio tras un aumento de pecho
Aumento de Pechos y Ejercicio
10 abril, 2018

Mommy makeover… O cómo recuperar tu mejor figura tras el embarazo.

Cirugía estética postparto en Valencia Dr. Roberto Moltó

Mucho se esta oyendo hablar últimamente del “mommy makeover”, tendencia que traducida a nuestro idioma viene a significar la “renovación, nuevo look o remodelación de la mamá”.

¿Qué cambios físicos se producen durante el embarazo?

Y es que de todos es sabido que la maternidad conlleva unos cambios físicos y corporales que en ocasiones son indeseables: la piel del abdomen se estira y se vuelve flácida, se acumula grasa en cintura, cartucheras, etc., los senos pierden su firmeza, se caen y pierden su plenitud, apareciendo vacíos, sin turgencia… Los senos durante el embarazo y lactancia sufren una serie de cambios destinados a la producción de leche, y son en líneas generales un desarrollo notable de la glándula mamaria, con aumento global del tamaño. Posteriormente esa misma glándula se atrofia al no tener que realizar esa función secretora. Como consecuencia se produce una pérdida de volumen en general, la pérdida de firmeza y la “ptosis” o caída de los senos.

El abdomen por su parte, se estira para poder albergar al bebé, de tal manera que se pierde su firmeza cutánea. La musculatura abdominal también sufre cambios, del mismo modo que la piel se distiende, lo hacen también los músculos abdominales. Una alteración típica del embarazo es que los músculos rectos abdominales (los responsables del llamado six-pack o tableta de chocolate) se separan de la línea media, manteniéndose esta separación ya después del parto, lo que se denomina “diástasis de rectos”, y que provoca una protusión abdominal, una especie de barriguita en la zona central del abdomen, que sucede incluso en pacientes delgadas y con buena tonicidad muscular.

Estos cambios físicos a veces son difíciles de encajar en el marco de la exigente sociedad donde vivimos hoy en día, donde la apariencia física, la salud, el estar “fit” o en buena forma física, se han convertido en algunas de las preocupaciones más relevantes de la población. La conjugación de estos factores propician que muchas mamás, tras haber cumplido su sueño de ser madres, no quieran renunciar a su apariencia física anterior.

¿Qué es el Mommy Makeover?

El “mommy makeover” consiste en un conjunto de procedimientos de cirugía plástica y estética, cuya finalidad es devolver a la mamá su aspecto anterior o paliar los cambios corporales secundarios al proceso de embarazo. Se debe en primer lugar hacer una evaluación médica a la paciente, ya que en cada una de ellas las necesidades serán diferentes y se ha de individualizar el tratamiento.

¿Cuales son las cirugías utilizadas para mejorar la la figura después del parto?

Los procedimientos que habitualmente se incluyen en el “mommy makeover” son la abdominoplastia, la reparación de la diástasis de la musculatura abdominal, la mamoplastia, y en ocasiones la liposucción de ciertos acúmulos lipídicos.

  • La abdominoplastia: tiene como finalidad devolver la firmeza al abdomen, eliminando la piel y tejido adiposo en exceso, así como reparando la “diástasis” o separación de los rectos y devolviendo la estructura y función a esta musculatura.
  • La técnica de mamoplastia difiere según las características de la paciente: en ocasiones, hace falta un aumento de pecho, que se han quedado atrófico tras el embarazo, habitualmente con prótesis; otras pacientes precisarán una reducción mamaria para remodelar y reducir el tamaño de  su mama,  y por último, una de las cirugías mamarias más demandada tras el embarazo: la mastopexia o “elevación de senos”, en la cual se remodela la mama, consiguiendo devolverle su forma y posición mediante su elevación y remodelación. Esta última técnica frecuentemente es llevada a cabo con la ayuda de prótesis mamarias.
  • Por último, la liposucción varía en función de cada paciente y los posibles acúmulos de grasa que haya podido desarrollar en el embarazo y/o lactancia, se trata de una técnica sencilla y óptima para tratar de un modo específico los acúmulos de grasa mencionados.

¿Cuando es aconsejable someterese a estos procedimientos?

Pese a que en la prensa se pueden encontrar noticias en las que se comenta que hay ciertos procedimientos como la abdominoplastia que se realizan en el mismo acto del parto, concretamente si se trata de un parto por cesárea, para la mayoría de expertos y especialistas en cirugía plástica esto supone una temeridad por varias razones:

  • Aumenta el riesgo de complicaciones en el postparto.
  • Las cirugías que componen el “mommy makeover” precisan reposo  y una serie de cuidados estrictos posteriormente, y el postparto probablemente no sea el mejor momento para seguir estas recomendaciones, debido a la nueva situación de la madre, quien tendrá que dirigir sus cuidados y atención al recién nacido.
  • En el postparto se produce una regresión de los cambios anatómicos y fisiológicos producidos en el embarazo,  con una recuperación progresiva de los tejidos, por ello lo más razonable es esperar un tiempo a que todos los tejidos vuelvan a la normalidad,  en múltiples ocasiones no será necesario intervenir a la paciente.

En las guías americanas se recomienda someterse a estas cirugías una vez se concluya la época de concepción de los hijos, y al menos 1 año tras el último embarazo, para realizar la cirugía en condiciones físicas de estabilidad, tanto física como psicológica.

María Eloísa Villaverde Doménech. Cirujana plástica y estética.

Si quieres información sobre este procedimiento no dudes en consultarnos en Clínica Moltó.

 

 

Comments are closed.