¿Por qué aparecen las arrugas o líneas de expresión y qué tratamientos pueden ayudarte a prevenirlas?

¿Por qué aparecen las arrugas o líneas de expresión y qué tratamientos pueden ayudarte a prevenirlas?

Los síntomas indiscutibles del paso del tiempo son las arrugas. Estas son un indicativo del envejecimiento, junto con las ojeras o las líneas de expresión, pero no debes olvidar que es posible prevenirlas, retrasarlas y minimizar su impacto en tu rostro.

¿Por qué aparecen las arrugas en la piel?

La contaminación, la exposición solar, el alcohol, el tabaco, factores fisiológicos propios o incluso la alimentación influyen. También los hábitos diarios, como la ingesta de agua y la realización de deporte, van a ser responsables directos del estado de tu piel.

Con el paso del tiempo, la división celular es más lenta y se reducen la humectación y la proporción de elastina y colágeno, tanto en calidad como en cantidad. Todo ello deriva en las temidas líneas de expresión.

Estas líneas suelen aparecer entre los 25 y los 30 años en los ojos, los labios o la frente. Esa es, por tanto, la edad ideal para comenzar a cuidar el estado de la piel: es importante protegerte de las radiaciones solares, evitar el estrés, establecer una rutina de higiene facial adecuada, descansar las horas necesarias, controlar tu alimentación y beber, al menos, un par de litros de agua diarios.

Pero las personas con más edad también pueden someterse a terapias y recuperar el volumen facial. La medicina estética preventiva emplea diferentes tratamientos que están destinados a prevenir el envejecimiento prematuro del rostro, y te los vamos a mostrar.

Tratamientos de medicina estética para combatir o prevenir las líneas de expresión

A continuación explicaremos algunos de los tratamientos de medicina estética menos invasivos con los que obtener unos resultados extraordinarios:

Rellenos faciales de ácido hialurónico

El ácido hialurónico de tu rostro se va perdiendo con el paso de los años. Su función principal es captar y retener agua, por lo que al perderse la piel pierde flexibilidad, elasticidad o grosor, dando lugar a diversos tipos de pliegues y oquedades.

En nuestra clínica realizamos tratamientos totalmente personalizados, con rellenos dérmicos diferentes en función de la zona a tratar, el efecto que se pretenda conseguir y el estado del rostro de cada paciente. Tras un tratamiento de este tipo lucirás un aspecto terso, rejuvenecido e hidratado.

El efecto de este tratamiento puede durar unos doce meses hasta la completa absorción del compuesto por el organismo. Así, es recomendable realizar sesiones recordatorias para mantener la jugosidad y el volumen de la piel.

Este procedimiento es totalmente indoloro. Puede utilizarse en el código de barras, ojeras, pómulos, surcos nasogenianos o para hidratar y dar volumen a los labios.

HIFU facial

Este tratamiento es un ultrasonido de alta intensidad que puede impactar a diferentes profundidades bajo el tejido para estimular la creación de colágeno. El proceso es indoloro, rápido y no conlleva ningún periodo de reposo tras cada sesión.

Está indicado para combatir el envejecimiento cutáneo y tiene un efecto lifting sin cirugía; es decir, que no es invasivo. Alisa las arrugas y mejora el brillo, la elasticidad y el tono general de la piel.

El tratamiento se lleva a cabo de manera personalizada y, por ello, son los especialistas en medicina estética los responsables de diseñar y planificar las sesiones para que veas cumplidos tus objetivos.

Mesoterapia facial con vitaminas

Esta técnica consiste en infiltrar vitaminas para recuperar la firmeza y elasticidad de la piel. Para ello utilizamos microinyecciones en la zona a tratar. Algunos de sus beneficios son la mejora de la hidratación, luminosidad y elasticidad del rostro, y la atenuación de pequeñas líneas de expresión.

Rejuvenecimiento de la piel con Nanopore

El Nanopore es un dispositivo que lleva a cabo una profunda estimulación del organismo para generar colágeno y elastina naturales, que aportarán luminosidad y juventud a tu rostro. Además, su acción favorece la penetración de ciertos principios activos en la piel.

Notarás sus efectos desde la primera sesión. Habitualmente son necesarias tres sesiones, una cada 15 días, para obtener un buen resultado final. Posteriormente, podrás hacer tantas sesiones como te recomiende tu especialista médico para mantener la juventud y tersura en tu rostro.

Plasma rico en plaquetas

El PRP o plasma rico en plaquetas es una solución que se obtiene tras la centrifugación sanguínea del propio paciente. Las plaquetas tienen un gran poder regenerador y estimulan la producción de elastina y colágeno.

La solución obtenida se te inyectará en la zona a tratar y obtendrás una piel más joven, luminosa y tersa. Una de las mayores ventajas que tiene este tratamiento es que no tiene ningún tipo de efecto secundario, más allá de una ligera inflamación que desaparece al cabo de unas horas.

Este tratamiento es ideal a partir de los 30 años, y se puede utilizar la cantidad de veces que necesites en función de tu grado de envejecimiento. Los resultados se pueden apreciar desde los primeros días y duran aproximadamente doce meses.

Como ves, la prevención de las arrugas es posible. Si quieres saber más, contacta con nosotros y, juntos, elaboraremos un plan a medida para ti.

Comments are closed.