Rejuvenecimiento facial con Hilos tensores Espiculados

imagen de una mujer señalándose una oreja tras una cirugía de otoplastia.
Recuperación de la otoplastia
29 octubre, 2018

Rejuvenecimiento facial con Hilos tensores Espiculados

rostro de una mujer sin arrugas.

El uso de hilos tensores espiculados, disponibles con dientes o púas unidireccionales y bidireccionales, es un método semi-invasivo para levantar la piel caída de la cara. Las áreas tratadas con este método incluyen las cejas, las mejillas, la papada y el cuello. La facilidad de uso y el menor tiempo de inactividad frente a las técnicas de cirugía estética como el lifting facial, han hecho popular su uso.

Rejuvenecimiento Facial: las causas que lo hacen necesario

A medida que envejecemos, nuestra estructura de soporte facial se debilita y perdemos grasa facial.

Las áreas afectadas generalmente incluyen las mejillas, las cejas y otras áreas alrededor de los ojos, la papada y el cuello. El resultado es un rostro más largo y de aspecto más envejecido.

A medida que la piel envejece, el tejido conectivo de la piel se vuelve más delgado. Las fibras elásticas de la piel sufren una especie de “ruptura”. La cara pierde así parte de su elasticidad. La falta de elasticidad trae consigo la salida de ciertos soportes que dan forma a la cara. La cara comienza a “hundirse” y a “arrugarse”.

Las personas más jóvenes también pueden experimentar ptosis de mejillas y cejas (flacidez, aquí causada por músculos debilitados). Para estas personas en especial, un estiramiento con hilos puede ser una buena alternativa a los procedimientos más invasivos necesarios para corregir problemas en los rostros de las personas mayores.

Los estiramientos faciales con hilos de rosca surgieron recientemente porque a muchas personas les gustaría un estiramiento facial, pero no pueden costearlo o no pueden asumir el largo período de recuperación que conlleva un lifting facial estándar. Es, tal vez, mejor considerado como un procedimiento menor o preliminar. Los rejuvenecimientos faciales mediante el empleo de hilos tensores, cuestan menos y requieren menos tiempo de inactividad para muchas personas.

El lugar de los hilos tensores de púas entre  los procedimientos de rejuvenecimiento facial no quirúrgico.

rostro de una mujer con líneas dibujadas mostrando la dirección de los hilos tensores.Una amplia variedad de procedimientos se ofrecen actualmente como modalidades no quirúrgicas para el rejuvenecimiento facial. Estos son:

  • Toxina botulínica, que tiene un efecto temporal que dura entre tres a seis meses.
  • Los rellenos faciales, que se limitan a proporcionar sólo un volumen limitado y también duran de uno a dos años.
  • Radiofrecuencia que se limita a tratar sólo las arrugas muy superficiales.
  • La mesoterapia, que deposita los llamados productos químicos útiles justo debajo de la piel, y que supuestamente rejuvenecer el color y el tono de la piel.

El estiramiento o rejuvenecimiento con hilos proporciona un “estiramiento” real y es un procedimiento semi-invasivo. Tiene un efecto duradero y es una forma más suave de obtener resultados similares a los que se consigue  mediante el lifting facial con levantamiento de cejas/estiramiento de la frente o de la parte inferior de la cara y el cuello.

 

¿Cómo funcionan las púas de los hilos en el proceso de estiramiento facial?: la dinámica de la elevación del hilo

Las púas de los hilos tensores actúan como engranajes para agarrar, levantar y suspender un área facial relajada. Las púas se abren como un paraguas para formar una estructura de soporte que levanta el tejido caído. Estas púas debajo de la piel también tienden a acumular tejidos para rellenar y levantar las mejillas y la piel flácida.

Las púas en el hilo agarran el tejido de la piel. Esto crea tensión en el hilo, y la tensión eleva el tejido de la piel. La formación de colágeno ocurre alrededor de los hilos y sus dientes o púas, produciendo el efecto deseado.

Hilos tensores Unidireccionales y bidireccionales

Un gran número de empresas fabricantes, pioneros del levantamiento de hilos y cirujanos de todo el mundo tienen sus propias patentes, no sólo en cuanto al diseño de los hilos, sino también en cuanto a las pequeñas variaciones del método de utilización de los mismos. Sin embargo, esencialmente, hay dos tipos de hilos tensores espiculados disponibles. Estos son:

  • Hilos bidireccionales, sin puntos de anclaje, insertados dentro de una aguja hueca y colocados de tal manera que el hilo no se pueda mover en ninguno de los dos sentidos debido a la dirección bidireccional de las púas que lo sujetan bien. Algunos ejemplos son los hilos de la marca APTOS®.
  • Hilos de púas unidireccionales, que se anclan en un punto de fijación superior. Ejemplos de ello son los hilos de las marcas Contour® y Silhouette®.

 

Candidatos para el estiramiento o rejuvenecimiento con hilos faciales

Candidatos adecuados para los hilos mágicos

Los candidatos ideales para las elevaciones con hilos incluyen a las personas con signos mínimos de envejecimiento que sólo necesitan una pequeña elevación. Por lo general, se trata de mujeres de entre 35 y 45 años. Los hilos están indicados porque estos pacientes han comenzado a ver más prominencia de la mandíbula, una apariencia facial media relajada (o mínimamente floja) o leves bolsas debajo de los ojos o en el cuello.

A las personas mayores se les puede aconsejar que se sometan a un estiramiento con hilos, durante el procedimiento de estiramiento facial más agresivo para proporcionar apoyo adicional para el área de tejido blando que se elevó en el estiramiento facial.

Otros candidatos para el estiramiento con hilos son aquellos que han tenido alguna recaída de un procedimiento anterior, como un estiramiento facial o un estiramiento del cuello.

Los pacientes ideales son también aquellos que entienden y aceptan la posibilidad de los riesgos y complicaciones descritos a continuación, que entienden las limitaciones de estos hilos, que tienen expectativas realistas y que están preparados para seguir el régimen postoperatorio.

 

Candidatos NO adecuados para la técnica de estiramiento facial con hilos

 

Entre las personas que no son buenos candidatos a beneficiarse de esta técnica tenemos:

  • Aquellos pacientes que tienen piel excesivamente caída a una edad avanzada mostrarán una mejoría muy limitada.
  • Aquellos pacientes que son obesos, o que tienen una piel muy gruesa y áspera no mostrarán ninguna mejoría.
  • Aquellas personas sensibles a las reacciones alérgicas múltiples de la piel o las infecciones, las personas con enfermedades inmunológicas comprometedoras como el cáncer o el VIH, etc., o las enfermedades sistémicas como la diabetes, la tuberculosis, etc.

 

Procedimiento quirúrgico

La colocación de  los Hilos bidireccionales

Un ejemplo clásico de su uso es la elevación de las mejillas.

La anestesia elegida difiere según el paciente, el cirujano y los procedimientos asociados. Cuando se realizan varios procedimientos simultáneamente, se puede elegir una anestesia general. Cuando se ha planeado un estiramiento facial mediante el empleo de los hilos tensores, rusos, mágicos…la mejor opción para la anestesia consiste en infiltrar un anestésico local a lo largo de la zona.

Se inserta una aguja espinal bajo anestesia apropiada desde el área pretragal, en una dirección curvada hasta un punto por debajo de la mejilla, y luego hacia arriba de nuevo hacia un punto que se detiene justo antes de la línea de la sonrisa.

A medida que esta aguja avanza, en realidad progresa de manera sinuosa, moviendo la punta de la aguja de un lado a otro. Además, la profundidad de la aguja se mantiene en todo momento en el mismo nivel subdérmico, deslizándose justo por encima de la capa de grasa.

Una aguja similar se pasa alrededor de un centímetro a un centímetro y medio por encima de esta línea. A través de las dos agujas, se insertan los hilos bidireccionales, asegurándose de que el hilo y sus púas no queden “atrapados” y no se dañen.

Una vez pasado el hilo, se posiciona de forma que el centro de este quede situado en el centro de la línea. Una vez hecho esto, la aguja se retira lentamente. El tejido puede ser “recogido” sobre el hilo, y una vez que se ha alcanzado el efecto deseado, se cortan los extremos largos del hilo.

Colocación de los Hilos unidireccionales

Estos hilos siempre se colocan en pares. Un triángulo equilátero está marcado en el área temporal, con su base paralela a la línea del cabello, y el ápice más posterior.

Desde las dos esquinas de la línea que forma la base del triángulo, se insertan los hilos unidireccionales en sus agujas largas, ambos paralelos entre sí, avanzando a la misma profundidad subdérmica y de manera sinuosa, hasta puntos que se detienen justo antes de las líneas de la sonrisa.

A continuación, los dos hilos de la zona temporal se juntan a partir del tercer punto apical, con la ayuda de la aguja de corte curvada unida a la cola del hilo, esta vez con una mordida de fascia subtemporal muy profunda. En este punto de salida, se atan juntos, y el nudo enterrado bajo la piel, para asegurar que no sea palpable.

Los hilos de la línea de la sonrisa se dejan de una pulgada de largo, se pegan con cinta adhesiva y el paciente es enviado a la sala de recuperación.

Una vez que la paciente ha superado todos los efectos de cualquier anestesia, tal vez incluso el segundo día, se la llama de nuevo para ayudar en la elevación real. Mientras sostiene el espejo y se observa a sí misma, el cirujano sujeta firmemente el extremo del hilo y empuja la piel de la mejilla hacia atrás sobre él, desplegando gradualmente más y más púas. Esto se hace con un efecto deseado, que el paciente consiente.

Una vez que ambos lados están hechos, tanto el paciente como el cirujano están de acuerdo con la extensión de la elevación así como con la simetría, etc. Sólo entonces se cortan los extremos libres cerca de la piel. El área desde el área temporal hasta las mejillas se pega con cinta adhesiva, en un estilo de soporte ascendente, para evitar que el paciente anime y deshaga en exceso el efecto del estiramiento con hilo. Estas cintas se dejan preferiblemente durante una semana.

Recuperación tras el procedimiento de rejuvenecimiento facial con hilos espiculados

Se deben dar las instrucciones postoperatorias adecuadas para reducir el riesgo de complicaciones durante la recuperación.

Estas instrucciones incluyen

  • Realizar actividades limitadas durante al menos 24 horas.
  • Seguir las restricciones de la dieta (alimentos blandos) durante siete días.
  • El dolor se puede controlar con medicamentos orales como el acetaminofeno. El ibuprofeno se evita para limitar los moretones.
  • Aunque la asepsia se cumple estrictamente, es preferible administrar antibióticos durante un período de cinco días, ya que, después de todo, se trata de la inserción de un cuerpo extraño.
  • Elevar la cabeza el primer día para reducir la hinchazón.
  • Al día siguiente del procedimiento, el paciente puede reanudar sus actividades no agotadoras, y todas las actividades normales pueden reanudarse normalmente en un plazo de siete días.
  • Las situaciones sociales deben ser evitadas hasta por una semana – tres semanas para bodas, reuniones y otras ocasiones formales.

Cuidados postoperatorios

La hinchazón y los moratones pueden prevenirse con bolsas de hielo.

Los movimientos están estrictamente restringidos al pegar con cinta adhesiva la cara, especialmente el área que ha sido tratada. Es mejor aconsejarlo durante una semana aproximadamente.

Dormir de lado con la cara contra la almohada, puede deshacer el efecto del procedimiento. Por lo tanto, se aconseja al paciente que duerma boca arriba durante una semana. Evita la apertura excesiva de la boca y masajes de cualquier tipo durante tres semanas.

Riesgos y complicaciones de los Hilos Tensores

detalle de la introducción de hilos tensores en el rostroEl estiramiento con hilos es un procedimiento relativamente nuevo, y sus técnicas todavía están siendo desarrolladas. Los resultados han variado mucho entre los pacientes, pero siguen mejorando.

Un riesgo significativo del procedimiento de estiramiento con hilo es que uno no note ninguna mejoría.

La asimetría es una consecuencia muy molesta. Hay que realizar el procedimiento con gran precisión, desde notar asimetrías previas al procedimiento, hasta marcas perfectamente equilibradas, pasando por asegurar la simetría con el consentimiento del paciente antes de cortar los extremos de los hilos.

Algunos pacientes de estiramiento con hilos con piel delgada han informado que las suturas se hicieron visibles debajo de la piel poco después del procedimiento. El ondulado puede persistir por mucho tiempo. Los cirujanos deben ser conscientes de este problema y tener cuidado al insertar la rosca para mantenerla a la profundidad óptima. Esto requiere algo de experiencia, y por lo tanto hay una curva de aprendizaje para ello.

Algunos pacientes experimentan una falta de sensibilidad o entumecimiento en el área tratada, que generalmente desaparece en semanas después del procedimiento.

La infección en el área de tratamiento es una complicación poco frecuente. Si se desarrolla una infección, trátela con antibióticos. En raras ocasiones, una infección puede requerir drenaje quirúrgico. También es posible la formación de tejido cicatricial. El nudo del hilo en el cuero cabelludo puede causar la formación de tejido de granulación, sangrar y ser palpable. A veces, las raíces del cabello se empujan profundamente, lo que conduce a los senos capilares y a quistes de inclusión.

Algunos cirujanos han notado una rara migración o incluso una extrusión total de las suturas, causando una apariencia facial desequilibrada. Con esto, o si el hilo se rompe, una simple reinserción resuelve el problema. Si se ha utilizado una cánula de gran calibre para colocar roscas bidireccionales, entonces la pista creada es también de gran tamaño, y esto puede llevar a una extrusión temprana del hilo.

Comments are closed.