El misterio de las mascarillas

Slide background

Desde que se ha iniciado la crisis del Covid19, (desde el paciente cero en España) han pasado muchas cosas, la mayoría malas como ya todos conocemos… Ello ha obligado a tomar decisiones  sobre la marcha con prisa y atolondramiento, y esto, que ya  es malo para la gente normal, en salud publica ni te cuento.

La mayoría de las decisiones que en España hemos adoptado son cuestionables…la necesidad de cerrar las ciudades, el país, de bloquear las fronteras, de hacer test diagnósticos a los asintomáticos, la necesidad de la hospitalización y aislamiento en los hospitales para luego recomendar las domiciliarias… y así un largo etc.,

Todas estas decisiones tienen una cosa en común, que son discutibles, a ambos lados de la barrera hay un grupo de científicos con sólidos argumentos para que las cosas se hagan de una manera y de la contraria, al modelo ingles (no hay ningún tipo de restricción de movimientos) o al modelo chino, cerrados a cal y canto… incluso a la que parece que al final mejor funciona, al modelo Coreano con una concienciación que permite que el país siga trabajando y los contactos “sociales “ hayan disminuido de forma drástica, hasta ser el país que mejor va conteniendo la infección.

Sin embargo hay una de estas decisiones que no tiene a nadie detrás, solo a las autoridades sanitarias: es decir los políticos. La de no llevar mascarilla todo el mundo y en todo tipo de circunstancias.

Desde autoridades mas allá del océano pero españolas, que vienen aquí con el brillo del español que ha triunfado en el mundo yanqui como Carmen Neira, al inefable Fernando Simón cuya cara amable y voz pausada nos alegra los terroríficos partes de extensión de la enfermedad, pasando por todo el resto de personas que  representan a alguna administración.

Sin embargo todos absolutamente todos los médicos con los que hablo, insisten que lo recomendable es usarla todo el mundo, en todo momento.

gotitas de saliva al hablar y respirar

Los portadores expelen gotitas de saliva y vapor de agua al hablar y al respirar

Actualmente están claras varias cosas:

  • La infección ha crecido de esta forma porque los portadores asintomáticos son numerosísimos y durante un largo periodo de tiempo.
  • Todos estos portadores asintomáticos están continuamente expeliendo gotitas de saliva y vapor de agua al hablar y al respirar, que acaban depositándose en las superficies y que son la fuente del contagio de la mayoría de la gente.
  • Posteriormente esas gotitas bien de forma directa, porque las aspiras, o porque tocas algo contaminado y te tocas la boca la nariz o los ojos, acaban infectándote.

Y es aquí donde esta el misterio; si ponemos mascarillas a la gente, como en Corea o en China, la posibilidad de los infectados de contagiar a la gente se reduce muchísimo por varios motivos, porque la gente deja de inhalar gotitas de Flugge de los contagiados, y porque si llevas mascarilla no te tocas la boca o la nariz porque los llevas tapados.

Se podría argumentar que las mascarillas convencionales no aseguran la posibilidad de contagio por estas gotitas, pero lo reducen a menos del uno por ciento…ese numero de fallos, el uno por ciento seria maravilloso.

Entonces porque nos dicen lo contrario? Que solo las usen los infectados. Si infectados podemos ser muchísimos y no enterarnos!!!

 No lo sé. A bote pronto se me ocurre que no hay  mascarillas. El estado no dispone de ellas y para no crear el pánico recomiendan su NO USO, salvo que hayas dado positivo en un análisis o seas sintomático. Esta podría ser una buena respuesta si no fuera peligrosa al mismo tiempo por tres razones:

  • Porque lo tendrían que haber previsto, pero no es el momento de esos reproches estériles.
  • Porque hacen que el que si que tenga (yo he provisto a mi familia de algunas y veo impotente como no las usan, porque son incómodas e incluso me molestan a mi que llevo 20 años ejerciendo de cirujano, imagina a mi suegro) y no las ven necesarias después de escuchar al político de turno, que les dice que son innecesarias.
  • Porque aún en estado de carestía absoluta, (que no sé porque ha de ser el nuestro, pero en fin…) una mascarilla que impida que vayas sembrando la muerte allá por donde vayas, es lo mas fácil del mundo de improvisar… mascarillas hechas a mano en casa con un trozo de tela, pañuelos, de tela, de papel, bufandas, …

¿Que serían mascarillas imperfectas? ¿ Que solo evitarían el 50% de los contagios por decir una cifra?

Señores responsables de sanidad el 50% es muchísimo más que el uno por ciento de pacientes ya sintomáticos a los que recomendáis usarla.

 

Roberto Molto

Doctor en Medicina.

Comments are closed.