Liposucción de Glúteos

Liposucción de glúteos Dr. Moltó

Liposucción de Glúteos

Existen muy pocos casos en los que la zona glútea sea una buena candidata a la liposucción.

Los glúteos, por encima de todo, necesitan cierta tersura y esta se la proporciona el volumen.

Pacientes que desoyendo nuestras recomendaciones se han practicado en otro centro una lipoescultura de esta zona, al cabo de poco tiempo han acudido de nuevo a nosotros con un problema mucho mas grave: el glúteo había quedado vacío y descolgado.

Eso sí que resulta un verdadero un problema, y no el tener un pequeño exceso de volumen.

Existen solo dos zonas periféricas al área glútea susceptibles de liposucción, que son:

  • el rombo que forman las espinas trasversas y
  • la musculatura lumbar inmediatamente por encima de la zona media de los glúteos, donde empieza el pliegue intergluteo, y lo que llamamos la zona de la banana.

Liposucción de la zona supraglútea

  • Esta zona situada en la línea media en los pacientes delgados dibuja un rombo que hace esta zona mas atractiva.
  • En algunos pacientes con problemas metabólicos o tratamientos que ocasionan redistribución de la grasa corporal (como el uso de los retrovirales), aparece en esa zona un abultamiento que hace que la transición de la espalda con la zona glútea aparezca como borrada, siendo difícil decir cuando acaba una y comienza la otra. Una mínima liposucción solucionará el problema.
  • No se requiere ningún tipo de cuidado especial en el postoperatorio, únicamente el uso de algún tipo de compresión con alguna prenda como un pantalón o media de compresión que tengan el talle alto.

Liposucción de la zona de «la banana»

Esta zona es un rodete que se forma debajo del pliegue glúteo, ya en la zona del muslo, y que vulgarmente se conoce como “la banana” esta zona es de las mas agradecidas en el área, ya que al marcar de nuevo las fronteras de la zona glútea, esta vuelve a tener una forma definida.

  • La liposucción  de esta zona requiere el uso de cánulas extremadamente finas para conseguir el efecto “pegado” que hace falta en esa zona.
  • No requiere hospitalización, pudiendo realizarse de forma ambulatoria.
  • Unas medias de compresión en el postoperatorio, seguido de las habituales sesiones de presoterapia y radiofrecuencia, serán todas las medidas postoperatorias que harán falta para obtener un buen resultado.