Rinoplastia Ultrasónica Recuperación día a día

Rinoplastia Ultrasónica Recuperación día a día

recuperación de la rinoplastia por ultrasonidos

¿Qué es la Rinoplastia Ultrasónica?

La rinoplastia ultrasónica es el último avance en la cirugía de rinoplastia que utiliza la energía ultrasónica para remodelar el hueso en la cirugía plástica, estética y reparadora de la nariz.

Alterar la forma, el perfil y el ancho de los huesos nasales es uno de los pasos clave para producir buenos resultados de la rinoplastia.

De hecho, la mayoría de los procedimientos de remodelación de la nariz, implican la reducción del tamaño de la joroba ósea y también el estrechamiento del ancho del hueso, para hacer la nariz más pequeña y de apariencia más estilizada.

¿Cómo es la intervención de la Rinoplastia Ultrasónica?

El piezotomo utilizada durante una rinoplastia ultrasónica son impulsadas por ondas ultrasónicas que hacen vibrar la punta de la herramienta, rasurando el exceso de hueso que crea la joroba o dorso prominente de la nariz.

En las técnicas más tradicionales de rinoplastia, los huesos son raspados y cincelados agresivamente. Con la tecnología de ultrasonido, incluso los huesos más delgados y quebradizos pueden ser modelados para lograr un mejor resultado estético.

  • Durante una rinoplastia ultrasónica, se usará una técnica de rinoplastia abierta para una mejor exposición y visualización durante la cirugía.
  • Se usará anestesia local o general y se hará una incisión en la columela directamente debajo de la punta de la nariz.
  • Luego se retraerá la nariz hacia atrás, diseccionando el cartílago de la nariz con cuidado de no incisionar la crura medial, el cartílago que separa las fosas nasales.
  • El colgajo se levantará de la nariz para una máxima exposición y ahora se puede trabajar para remodelar la punta nasal, el puente, las fosas nasales o la reparación del tabique con las herramientas ultrasónicas especializadas.
  • Se pueden usar diferentes puntas de herramientas para raspar, dar forma y alisar el hueso nasal. La herramienta ultrasónica permite más precisión y menos traumatismo del tejido circundante.
  • Una vez completado, el colgajo se volverá a colocar sobre la estructura ósea y se completará el contorno y la forma externa.
  • La incisión se cerrará con suturas y se colocará una férula o yeso externo sobre la nariz.

El objetivo de una rinoplastia ultrasónica es lograr la armonía facial cambiando la forma, el tamaño o el ángulo de la nariz.

Ventajas en el postoperatorio y recuperación de la rinoplastia con ultrasonidos

  • Reduce el trauma de los tejidos blandos a cero. Así que los moretones y la hinchazón que aparecen en el postoperatorio y recuperación son casi inexistentes.
  • Debido a los cortes controlados con el piezotomo, las líneas formadas aparecen como si estuvieran esculpidas.
  • Proporciona una transición más elegante del puente nasal a la punta de la nariz.
  • Previene fracturas óseas incontroladas debido al uso de métodos de martillos y osteotomos, y por lo tanto, previene deformidades e irregularidades de contorno en el resultado final.
  • La aparición de dolor postoperatorio es muy infrecuente y su llegara a aparecer también suele ser menor.
  • La recuperación postoperatoria es más rápida (una media de tres semanas), porque no causa daño al tejido blando que rodea los vasos sanguíneos y los cartílagos, por lo que los pacientes pueden volver a su vida cotidiana más rápidamente.
  • La precisión de la remodelación de los huesos nasales se mejora, lo que conduce a una mayor satisfacción del paciente.
  • Las tasas de complicaciones y la necesidad de cirugía de revisión se reducen después de la rinoplastia son mínimas.
  • Los resultados son permanentes aunque puede llevar alrededor de un año ver los resultados finales.

¿Qué tipos de narices se pueden mejorar con la rinoescultura ultrasónica?

Casi cualquier tipo de rinoplastia de reducción puede ser adecuada para esta técnica.

  • La mayoría de las formas de remodelación de la nariz que implican la reducción de una joroba dorsal o el estrechamiento del ancho del puente nasal son adecuadas.
  • También es útil para corregir narices desviadas donde hay una desviación ósea significativa.
  • La técnica no ayuda a otras estructuras como los tejidos blandos, como los cartílagos nasales, que a menudo deben ajustarse para mejorar la forma de la nariz. Estas maniobras pueden realizarse fácilmente de la manera habitual en combinación con la remodelación ósea ultrasónica.

Cronología de la recuperación después de una rinoplastia ultrasónica

cronologia del postoperatorio de la rinoplastia ultrasonicaEn términos de recuperación, la principal ventaja de esta técnica es la disminución de los hematomas y de los tiempos de recuperación.

Las personas varían en cuanto a la extensión de los hematomas que pueden producirse después de la rinoplastia y esto también puede variar según la extensión de la cirugía que se requiere.

El día de la cirugía

Una vez que salgas del quirófano, te despejes en la sala de reanimación y te demos el alta hospitalaria bien en el mismo día de la intervención o bien al día siguiente si decides quedarte una noche en el hospital, nuestro principal consejo es que guardes el máximo reposo posible, utilizando una o varias almohadas para mantener la cabeza elevada, así como la aplicación de frío local en la zona de los pómulos para rebajar la inflamación.

Los días siguientes

En el caso de que hubiera aparecido algún de molestias o inflamación, es a partir de los 2-3 días después de la rinoplastia por ultrasonidos, cuando inflamación y molestias empiezan a ser menos notorias.

Si hubiera congestión nasal, es aconsejable realizar lavados con agua salada, así como algún medicamento indicado para la congestión nasal. Si tienes congestión nasal, puedes comunicarlo al Dr. Moltó, quien te prescribirá la medicación adecuada para bahar la congestión.

Es importante que bebamos mucha agua para mantener la hidratación y no menos importante utilizar un humidificador para hacer que el aire que respiramos no esté excesivamente seco.

Durante este período y hasta que no pasen 6 semanas, no se deben de utilizar gafas con apoyo en la nariz, es mejor utilizar lentillas u otro tipo de gafas.

La primera semana: a los 7 días

Todavía tendrás que usar un yeso o una férula durante aproximadamente una semana después de la cirugía y las incisiones también tienen que sanar.

A los 7 días retiramos la férula de la nariz, así como lis puntos de sutura y puedes salir a la calle sin mostrar signos notorios de cirugía, pudiendo reanudar las actividades normales de la vida diaria (no el ejercicio).

Es a partir de esta visita en la que se retira la férula, cuando ya empezarás a ser consciente de los cambios y las mejoras estéticas en tu nariz, empezando a ver el resultado final, el cual irá mejorando semana a semana y mes a mes, hasta ser definitivo al cabo de 6 a 9 meses.

En esta visita también hablaremos de las pautas y consejos a seguir durante el período de recuperación, así como el calendario de visitas a lo largo del período de la recuperación de tu rinoplastia ultrasónica.

Los primeros 15 días

En general, los hematomas tienden a durar aproximadamente 2 semanas con la cirugía de rinoplastia tradicional, pero con esta técnica el grado de moretones se reduce, por lo que es perfectamente posible que estos ni siquiera aparezcan.

Tercera y cuarta semanas

Es en este intervalo temporal, cuando puedes volver con seguridad a la reanudación de los ejercicios de actividades cardiovasculares como correr, nadar y montar en bicicleta.

A las 6 semanas

Los huesos están estables, puedes reanudar los ejercicios de resistencia (levantamiento de pesas), usar gafas y sonarte la nariz.

Consejos para una recuperación más rápida de tu Rinoplastia

Consejos para una mejor recuperación de la rinoplastiaSigue esto consejos para optimizar el tiempo de recuperación tras someterte a una rinoplastia por ultrasonidos.

Deja tu nariz en paz.

Evita la necesidad de hurgar o limpiar tus fosas nasales. Sigue las instrucciones postoperatorias de tu cirujano y no se sientas tentado a usar los hisopos o los dedos para eliminar la mucosidad u otros materiales.

  • No te suenes la nariz, y si sientes la necesidad de estornudar, abre la boca para aliviar la presión dentro de la nariz.
  • Si te resulta incómoda la férula, no la muevas ni intentes ajustarla tu mismo. La férula ayuda a mantener tu nariz en la posición correcta.

Descansa – y mantén tu cabeza elevada

Después de la cirugía, debes tratar de descansar lo máximo posible para que tu cuerpo tenga tiempo suficiente para sanar.

  • Acostarse y descansar es genial, pero trata de mantener la cabeza elevada para reducir la hinchazón alrededor de la nariz.
  • Utiliza almohadas para apoyarte cuando duermas o mientras leas o veas la televisión.
  • No te agaches y no levantes nada pesado.
  • También deberás evitar la actividad física extenuante hasta que tu cirujano plástico te diga que puedes reanudar esas actividades.

No te metas en la bañera

Después de la cirugía, tu cirujano te colocará vendas y apósitos alrededor y dentro de la nariz. Estos vendajes deben permanecer secos.

  • Eso significa que tendrás que evitar tomar baños o ir a nadar.
  • Podrás ducharte siempre y cuando mantengastu cara alejada de las gotas de agua.
  • Sigue las instrucciones de tu cirujano para limpiar y secar suavemente su cara, teniendo cuidado de evitar la zona de la nariz.

Utiliza frio local: la bolsa de guisantes congelados

Se pueden aplicar bolsas de guisantes congelados en la zona de las mejillas y los ojos para ayudar a reducir la hinchazón.

  • Sólo asegúrate de mantener la bolsa lejos de tu nariz.
  • Cualquier peso, no importa cuán mínimo, puede cambiar la posición de los tejidos mientras se curan, haciendo visibles las cicatrices y estropeando los resultados.
  • La hinchazón suele empeorar por la mañana después de pasar una noche tumbado de espaldas.

Evita el tabaco y el alcohol

La curación después de cualquier cirugía requiere mucha energía del cuerpo, y también depende de los hábitos saludables.

  • Fumar interfiere con la circulación y la cicatrización de las heridas, lo que dificulta que el oxígeno y otros nutrientes lleguen al lugar de la cirugía. Dado que la curación de las heridas necesita mucha sangre rica en oxígeno, es fácil ver cómo el fumar puede impedir el proceso normal de recuperación.
  • El alcohol también inhibe la cicatrización en muchas personas, por lo que es mejor evitar el consumo de alcohol al menos durante las primeras etapas de su recuperación.

Comments are closed.